3 de enero de 2014 / 02:02 a.m.

José Luis Trejo, entrenador de Pumas, está listo para encarar el Clausura 2014, en sus pensamientos no existen ideas pesimistas, pero el estratega sabe que tiene la ocasión para dar un golpe sobre la mesa que reafirme su carrera, y que también devuelva a Universidad al sitio de prestigio que no ha logrado tener en el último año y medio. La palabra fracaso no existe para el entrenador.  

¿Cómo va el asunto?

Bien tranquilo, contento y, sobre todo, optimista porque creo hemos trabajado bien, la pretemporada se ha hecho muy bien y vamos a tratar de cerrar como debemos, falta un poco de tiempo, pero con optimismo de que vamos a arrancar bien.

Me queda la percepción de que le costó levantar el equipo cuando llegó, la directiva y usted detectaron que en la cuestión física el grupo estaba mal, ¿fue lo único por lo que costó tanto?

Por muchos factores, pero a mí no me gustaría tocar esos factores que existieron porque eso sería meterme en un trabajo que nosotros no hicimos y que tampoco es correcto; lo único que puedo decir es que el equipo nunca logró encontrar el nivel que nosotros hubiéramos querido, tanto en lo físico como en otros aspectos, pero es una historia que ya quedó atrás para nosotros.

¿Entre esos factores también estaba la parte emocional?

Sí, cuando un equipo sufre al inicio del torneo, por lógica, es normal que sucede la caída anímica y esto cuesta mucho trabajo, más en la situación que siempre ha sido un equipo como Pumas que siempre está en el ojo del huracán, cuesta trabajo y para los jugadores fue muy difícil.

A la afición también le cuesta trabajo entender esto, ¿usted está consciente que Pumas no aguanto otro fracaso?

Esto nadie lo está contemplando y no lo podemos manejar ni pensar así, yo estoy, por otro lado, optimista; sin pensar en lo que ha pasado, sino en lo que ahora viene, tenemos que manejarnos por esa línea, pensar de forma positiva y creer que este equipo tiene posibilidades y va a tener, seguramente, opciones de éxito.

¿Qué mensaje se le manda a la gente que tiene ese sentimiento de incertidumbre, aficionados que cuestionan a los jugadores que llegan o vuelven, qué se le dice los que no dejan la incredulidad?

Simplemente que esperen un poco, que tengan la calma y la paciencia de que el equipo se está formando no por querer inventar algo, sino porque hacía falta que llegarán jugadores de experiencia como llegaron para formar un grupo entre experiencia y juventud que nos pueda dar resultados. Los jugadores que llegaron no son veteranos, son jugadores de calidad, con mucha experiencia y están en una edad en donde todavía puede dar muchísimo, así que eso lo vamos a ver seguramente, pero la idea ha sido siempre tener un equipo base como ha sido siempre Pumas, con gente de la Universidad y ahora vienen elementos que nos van ayudar a reforzarnos y ese era el objetivo, no estamos olvidando ni descuidando el hecho de la producción de los jóvenes; al contrario, esto nos va ayudar para que esto crezca y estamos en ese plan.

¿Qué va a ofrecer Pumas en la cancha, usted llegó a poner más orden y eso es fundamental, pero qué más le van a ofrecer a su gente?

Primero que nada tenemos que pensar que este equipo tiene que tener un buen orden, ya tuvimos un orden defensivo y no pudimos tener la otra parte que era la cuestión ofensiva, ofensivamente no pudimos ofrecer lo que quisimos, ahora buscamos eso y sobre todo tener un equilibrio, no se trata de decir que si tenemos orden vamos hacer defensivos; no, tener orden significa que vamos a defendernos muy bien y que también vamos a atacar bien, porque para eso tenemos a la gente que lo puede hacer y en ese sentido estoy considerando el orden y el equilibrio que queremos.

Dante López, Ismael Sosa Diego Lagos… van a ser la solución a esa falta de gol, se puede garantizar que Pumas ahora sí va a tener gol

Para eso vienen, precisamente con la idea de que sea lo que buscamos: tener gol, ser un equipo que tengo acciones y por eso vienen.

¿Pumas le va gustar a su gente?

La idea es que seamos un equipo competitivo, que busque ganar, que se mida con cualquiera, que compita realmente y esté con las opciones de ganar los partidos. Nosotros vamos a prepararnos semana a semana y ahorita la única preocupación que tenemos es el partido contra Puebla que es el objetivo número uno.

En el buen sentido, ¿serán un equipo agresivo en casa, que no deje descansar a sus rivales?

Lógicamente, pero tienes que ver que los tiempos han cambiado, los equipos han mejorado físicamente, vienen aquí y se preparan para lo más difícil; lo que buscamos es ser un equipo aguerrido y que en casa sea muy complicado, pero no nada más eso, tenemos que tener eso y también que en casa seamos un equipo que sepa jugar futbol.

¿Liguilla sí o sí?

Eso está claro, es el objetivo, si no para qué competimos, si vamos a entrar a un torneo es para pensar que vamos a calificar.

Sin que lo tome a mal y sin ser ave de mal agüero, se le desea el mayor de los éxitos, pero si el equipo por ahí de la jornada 7 u 8 no anda, ¿daría un paso al costado?

No te lo voy a contestar porque yo no pienso en eso, estoy pensando en tener éxito aquí, es lo único. Yo a la gente le digo que este equipo va a resurgir y se está preparando para hacer algo importante, por lógica les queremos pedir paciencia, que no se especule ni se piense que porque llegan jugadores de experiencia estamos buscando otra cosa, estamos tratando de hacer un equipo que le dé satisfacciones a su gente. 

Higinio Robles