9 de septiembre de 2014 / 12:30 a.m.

El partido entre las selecciones de Austria y Suecia, por la primera fecha de las eliminatorias rumbo a la Eurocopa 2016, fue marcado por la brutal agresión de la estrella nórdica, Zlatan Ibrahimovic.

Durante la disputa del balón, "Ibracadabra" propinó un fuerte golpe con el codo al defensa austriaco David Alaba, quien cayó inmediatamente al piso, casi desmayado.

La estrella del PSG no fue sancionado por esta acción.

El duelo culminó con un empate 1-1.

 RAFAEL RIVERA