26 de noviembre de 2014 / 12:39 a.m.

Con gol olímpico en el último minuto por parte de Verónica Pérez, un tanto ayudado por el viento de Veracruz, y México calificó a la final del futbol femenil de los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014, al ganar por 1-0 a Costa Rica.

El partido efectuado en la Unidad Deportiva “Hugo Sánchez” acaparó la atención de la afición, que no sólo llenó el graderío de la cancha, sino que además observaba tras la barda de los alrededores e incluso en sobre los techos de las casas aledañas.

La posibilidad de pasar a la final para disputar el oro centroamericano, y el cariño de la gente, motivó a las jugadoras mexicanas que en todo momento se mostraron aguerridas y deseosas de anotar el gol.

Los primeros 45 minutos fueron de ir y venir en la cancha, para el segundo, el viento favoreció el ataque mexicano y eso lo aprovechó Verónica Pérez para anotar el gol del triunfo con tiro de esquina por la derecha que llegó hasta el otro extremo del arco para fortuna de las mexicanas.

Leonardo Cuellar, entrenador del equipo mexicano, cambió su estrategia para el duelo de semifinal, al mandar en su cuadro titular a Maribel Domínguez, quien aceptó gustosa el reto.

“Teníamos que empezar con un 4-1, 4-1; Maribel está muy consciente de su nivel futbolístico, está dispuesta, y es muy probable que para el próximo ella inicie”, indicó el entrenador nacional.

Ahora, el Tricolor femenil deberá concentrar su accionar para la final que estarán jugando este jueves a las 19:00 horas en el estadio Luis “Pirata” Fuente.

“Espero una Colombia fuerte, nosotros tenemos que estar así para ser merecedores (del oro)”, dijo Cuellar.

El técnico espera poder tener al menos una práctica antes de la final para sentir el estado de la cancha del estadio veracruzano, misma que ha sido criticada por sus malas condiciones. 

La frase…

“Me sentí, feliz, contenta, sabía que el viento era muy fuerte, yo sentía que si le pegaba con mucha velocidad podría meterlo a la portería”, Verónica Pérez, selección mexicana

MARTHA CEDILLO