18 de febrero de 2014 / 03:05 a.m.

El técnico Pablo Marini señaló que el triunfo ante el Pachuca quedó atrás y ahora el Atlante trabaja para enfrentarse al Puebla en casa, para seguir mejorando en lo anímico."Ante el Pachuca se dieron las cosas, pero es tiempo de pensar en el Puebla y sobre todo en ganarle", afirmó.

Antes, el equipo se enfrentará al partido de vuelta de la Copa MX a Delfines de Ciudad del Carmen, en duelo programado para iniciar a las 19 horas en el estadio olímpico "Andrés Quintana Roo".

El Atlante y los Delfines empataron a uno en el partido de ida de la llave 2 del grupo 4 de la Copa Mx que se disputó en el estadio de la unidad deportiva de la Universidad Autónoma de Campeche.

Ángel Baltazar Sepúlveda marcó de tiro penal a los 51 minutos del partido para poner en ventaja al equipo atlantista, en tanto el empate para los Delfines llegó al minuto 94, también por la vía del tiro penal, que fue convertido por Michel Vázquez.

En entrevista, el estratega reiteró que el grupo sigue convencido de que el Atlante se va a salvar, que quedan 30 puntos en juego de ahí la importancia de seguir sumando en cada partido.

"En este momento el Puebla es el que importa, está la Copa, pero estamos concentrados en salvar la categoría", agregó.

Por su parte, el zaguero Luis Gerardo Venegas indicó que tras la experiencia de los recientes partidos, Atlante ya no puede darse el lujo de jugar bonito para ganar, sino sumar a como dé lugar, para así mantenerse en el máximo circuito.

Sostuvo que ante el Puebla, el conjunto azulgrana prácticamente se jugará la vida en casa, lugar donde no han podido obtener un triunfo.

Admitió que en Cancún no se le han dado los resultados al equipo, pero que es momento de cambiar esa percepción y salir a buscar el triunfo ante un rival directo en el tema del descenso para involucrarlo y meterle presión.

"Estamos en una etapa decisiva del torneo, cualquier punto que se nos escape es peligroso, ahora es matar o morir y esperemos matar", consideró.

NOTIMEX