24 de febrero de 2014 / 09:18 p.m.

El estratega felino llegó a la sala de prensa en Zuazua con un pastel en mano, sonriendo y mencionando que era para compartirlo con la prensa que regularmente a diario acude a los entrenamientos de Tigres.

"Aguas que trae veneno", dijo bromeando el Tuca mientras se acomodaba él y su pastel en la mesa para comenzar la sesión de preguntas y respuestas tradicional de todos los lunes.

Incluso antes de terminar la rueda de prensa ante los medios, en la cual pidió rapidez por tener prisa de retirarse, Ferretti le pidió a los guardias de Zuazua le trajeran platos y vasos desechables además de un cuchillo para poder partir el pastel.

Al final de la entrevista el Tuca tomó el cuchillo y mientras batallaba para abrir el pastel confesaba que no se le da la cocina e incluso se le arma el agua, "nunca he sido bueno para la cocina, lo que es no meterse en eso hasta el agua se me que a", bromeaba.

Antes de retirarse, el Tuca partió la primera rebanada de pastel mientras le cantaban las mañanitas, se la entregó a un reportero y se retiró deseando provecho y agradeciendo las felicitaciones de su cumpleaños que celebró con un triunfo ante Veracruz el pasado 22 de febrero.

Ferretti demostró su buen humor y tranquilidad luego de que su equipo consiguió el primer triunfo del campeonato y aseguró ya se trabajó más tranquilo y con un mejor ambiente.

"La verdad un poco mejor (el ambiente), hay que seguir por el mismo camino", dijo en una de sus respuestas el técnico felino.