16 de julio de 2014 / 05:00 p.m.

Aunque la prioridad de Grupo Salinas es hoy en día Atlas, para muestra la aparición del logo de TV Azteca en el nuevo uniforme, los altos mandos del Ajusco buscarán que la Liga MX acepte la multipropiedad para no desprenderse del Morelia.

Si bien existe un compromiso de que en un par de años deberá desaparecer la multipropiedad en el futbol mexicano, Gustavo Guzmán, presidente de Atlas y director deportivo de Grupo Salinas, reveló que uno de los objetivos de su empresa es mantenerse con el par de equipos.

"Nosotros tenemos un compromiso ante la Liga de vender al equipo por la tema de la multipropiedad, para eso se fijó un plazo de dos años a partir de mayo pasado; en mayo del 2017 debemos tener un equipo. Hace unos meses decía que venderíamos al equipo que menos nos necesite, pero la verdad si acabo de comprar uno (Atlas) es claro que nuestra intención está acá, sin embargo, esperamos que con el tiempo se acepte una multipropiedad con ciertos parámetros, está el caso de León y Pachuca, de Puebla y Chiapas, y sí, hemos oído algunas personas pero no hay nada serio", dijo el ejecutivo durante la presentación de la nueva indumentaria de Atlas que ahora será confeccionada por la marca alemana Puma.

La aparición del logo de TV Azteca ha creado polémica entre los aficionados rojinegros, sin embargo, el mandamás atlista aseveró que es motivo de orgullo, máxime cuando la competencia transmitirá sus partidos de local.

"(Atlas) Es un proyecto de Azteca, a Azteca le interesa mucho Guadalajara y el perfil de los aficionados de los rojinegros, entonces ¡por qué ocultarlo!, y si sale en la otra televisora (Televisa) no importa, también (Atlas) traer SKY que es de ellos. No vamos a disimular que TV Azteca es la dueña del equipo".

Guzmán, quien se comprometió en calificar al Atlas en los próximos dos torneos, ventiló que tuvieron que comprar a Alfonso González a Tigres para mantenerlo en sus filas.

"Cuando adquirimos el club tanto Ponchito como Pollo Briseño habían sido negociados a Tigres, hubo dinero de por medio, no la totalidad pero no se consultó a los jugadores y en el futbol actual no se consuma una venta si no está estampada la firma del jugador; Ponchito no quiso aceptar, tiene contrato de tres años con Atlas y tiene posibilidades de ser de exportación. Ante la negativa de Poncho se depositó en Federación el dinero que Tigres había pagado".

RIGOBERTO JUÁREZ