25 de julio de 2014 / 12:08 a.m.

Apenas la jornada dos del Apertura 2014 pero para Leones Negros no hay tiempo que esperar ni puntos que perder, en el equipo saben de la importancia de sumar de a tres puntos el domingo en su debut en casa y no sólo eso, sino que piensan en alcanzar a meterse a la liguilla para cosechar las unidades que los libren del tema de los cocientes.

En ceros se encuentra la Universidad de Guadalajara en la tabla del descenso ocupando el último lugar, una cifra volátil para el equipo recién ascendido, pues una victoria los manda escalones arriba y una derrota los hará bajar drásticamente. Por eso en el cuadro universitario ya comienzan hacer cuentas y la meta la fijan en los puntos necesarios para alcanzar a meterse a la fiesta grande, rondando las 23 unidades para este torneo y de los cuales, la mayor parte la buscarán hacer efectiva jugando como local. Un colchón para llegar sin muchas presiones a encarar el próximo torneo la decisión de quién se va, así lo dijo el lateral melenudo, Rodrigo Follé.

"Hay que sumar desde el principio, el fin de semana pasado no merecíamos perder pero hay que analizar lo que se hizo porque dejamos un poquito que desear, no tanto en lo grupal sino en lo individual costaron los errores y es lo que hay que tratar de que no pase. Y en el tema del descenso, siempre va a ser complicado, pero si lo juegas a descender puede ser que pase, entonces hay que tratar de calificar a este equipo para tener un colchón el próximo torneo.

"Es muy pareja la situación en el descenso pero nosotros ya tenemos por ahí un número clave para salvarnos. Ha sido un proyecto en el que la gente ha invertido comprando jugadores y nosotros tenemos que respaldarlos con buenos resultados", expresó.

El plus que tendrá el juego del domingo ante los Gallos del Querétaro, estará en ver si la UdeG puede mantener el invicto de once meses sin derrota en liga jugando en casa, y para el naturalizado mexicano la meta está en cumplir el año ganándose el respeto como local por parte de los rivales.

"Hay que tratar de cumplir el año, me parece que es una buena estadística pero eso queda fuera de la cancha. Lo más importante para nosotros es jugar bien al futbol, que convenza y que la gente salga satisfecha así como nosotros mismos. Que podamos ganar para tener una buena semana".

Por último Follé apuntó lo importante que es ganarle a los Gallos, un rival que si tiene un mal torneo se involucrará en el tema del descenso, tal como le pasó al Atlante hace un año.

MIGUEL RODRÍGUEZ