8 de julio de 2014 / 05:31 p.m.

El máximo ídolo de la música mexicana, Vicente Fernández, sigue con su terapia de rehabilitación física en la misma clínica donde Héctor Moreno, defensa central de México y el Espanyol de Barcelona hace su trabajo post operación en la tibia izquierda.

El Charro de Huentitán se ve pleno, feliz y trabaja de la mano de Luis Carlos Bongiovani.

Las rutinas de Fernández son en bicicleta fija, después hace caminadora y hasta hace bromas con los presentes.

"Camina derecho muchacho y si te duelen los muslos es porque te esfuerzas de más. Corre menos, si corres 10 kilómetros, mejor corre cinco y no te va a doler", dice mientras suda la gota gorda en la caminadora.

Las terapias de rehabilitación en la Pro Sport Clínica que pertenece a Rafael Márquez Álvarez y a Luis Fossati, ex kinesiólogo de Chivas, le han venido bien al intérprete de Mujeres Divinas y la

Ley del Monte, pues sus colaboradores cercanos dicen que ha recobrado vitalidad.

"Feliciteme mucho a su muchacho, dígale que todos estamos orgullosos de cómo se entregó por la selección en el Mundial. Felicítelo, tiene usted un gran hijo", le dijo Vicente Fernández a

César Moreno, papá de Héctor Moreno, quien sufrió una fractura en el partido ante Holanda en el Mundial.

Por otra parte, Fernández también platicó con el delantero del Córdoba de España, Ulises Dávila, a quien felicitó por su gol. "Cómo estás goleador, échele ganas, ya me contaron lo que hiciste, felicidades", le dijo al canterano de Chivas el ídolo de multitudes.

JESÚS HERNÁNDEZ