7 de abril de 2014 / 02:20 p.m.

El Real Madrid, que defenderá mañana en Dortmund ante el Borussia el 3-0 obtenido en la ida de cuartos de final de Liga de Campeones en el estadio Santiago Bernabéu, ha marcado en todos sus partidos como visitante en los últimos cuatro años de la competición.

El equipo blanco ha anotado en los últimos 22 encuentros de la máxima competición continental. La última vez que regresó a casa sin marcar a domicilio fue en la derrota contra el Olympique Lyon francés en la ida de los octavos de final de la campaña 2009-10.

El conjunto francés venció aquel 16 de febrero de 2010 por 1-0 con un tanto de Jean Makoun. El equipo que dirigía el chileno Manuel Pellegrini no pudo remontar la eliminatoria y cayó eliminado al empatar en el Bernabéu a un gol.

Esta 'costumbre' de marcar fuera de casa allanaría notablemente el camino a la escuadra del italiano Carlo Ancelotti, puesto que obligaría a los pupilos de Jurgen Klopp a ganar por una diferencia aún más abultada.

De partida, el Dortmund necesita un 4-0, pero si marca un gol el Real Madrid necesita ganar por 5-1, y si anota dos precisa un 6-2, por ejemplo.

El equipo madridista, que ha marcado en sus últimos 34 partidos de la máxima competición continental, no pierde por un marcador tan abultado desde el 5-0 que sufrió ante el Barcelona el 29 de noviembre de 2010.

En lo que va de temporada tan solo ha habido dos partidos en los que no ha marcado, en la Liga en casa ante el Atlético de Madrid (0-1), el 28 de septiembre de 2013, y en la ida de la eliminatoria copera con el Olímpic de Xátiva (0-0), el 7 de diciembre, con un equipo poco habitual sin la presencia apenas de titulares indiscutibles.

El Borussia Dortmund, por su parte, ha logrado esta temporada en seis oportunidades un resultado que le valdría mañana para dejar k.o. al Real Madrid. Siempre lo consiguió en su Liga. Ganó al Augsburgo 4-0, al Hamburgo 6-2, al Friburgo 5-0, al Stuttgart 6-1, al Werder Bremen 5-0 y al Eintracht Fráncfort 4-0.

Y en tres ocasiones consiguió imponerse por 3-0, lo que mandaría la eliminatoria a la prórroga. Lo hizo en la fase de grupos de la Liga de Campeones contra el Olympique de Marsella, y en la Liga contra el Núremberg y el Hannover.

En todos los casos hay un nombre común, el del polaco Robert Lewandowski, el gran artillero del Dortmund, que marcó en todos esos encuentros.

El centroeuropeo, que reaparecerá mañana tras perderse la ida por sanción, es la gran amenaza para el Real Madrid en la vuelta después de que la pasada temporada fuera el principal culpable de la eliminación blanca, al marcar los cuatro tantos de la victoria en el partido de ida de las semifinales, cuyo resultado, el 4-1, le valdría al cuadro de Ancelotti para seguir adelante en la presente edición de la Liga de Campeones.

Pero también reaparecerá el portugués Cristiano Ronaldo, después de tener que pedir el cambio tras el gran esfuerzo de la ida con fuertes dolores en su rodilla izquierda en la que lleva un tiempo jugando con problemas del tendón rotuliano.

Cristiano es el máximo goleador de la actual edición de Liga de Campeones, con 14 dianas, y tiene en su mano la posibilidad de convertirse si marca en el único que ha conseguido anotar quince tantos en una sola edición. Ha marcado en sus últimos ocho encuentros europeos y con 49 goles en 'Champions' en 48 partidos con el Real Madrid, amenaza con seguir haciendo historia en Dortmund.

AGENCIAS