14 de abril de 2014 / 02:40 a.m.

La derrota de hoy del Atlante ante Santos condenó a la escuadra azulgrana a militar en la división de ascenso. Los Potros se sumaron a una poca decorosa lista que comprenden los últimos equipos descendidos y aquí los recordamos.

Gallos descendidos; salvados en la mesa

Querétaro tuvo el peor porcentaje el año futbolístico anterior y por lo tanto fue condenado deportivamente al Ascenso MX. Pero los directivos de Gallos Blancos evitaron que su oncena jugará en la división de plata del balompié azteca al comprar la franquicia de Jaguares de Chiapas.

Tecos, descenso 'cantado'

Los tecolotes no pudieron mantener la categoría al final del Clausura 2012. Estudiantes fue superado con claridad por Atlas y eso se notó al final de ese año futbolísitico, ya que la escuadra de Zapopan terminó a nueve puntos de diferencia de los rojinegros.

Rayos del 'Ascenso'

Después de que la escuadra de Aguascalientes ascendió en un año, Necaxa no pudo con el reto de quedarse dos años en la máxima categoría del futbol mexicano. El conjunto hidrocálido dejó su lugar después de una lucha contra Gallos Blancos, que, curiosamente se mantuvo en la primera división sin saber que dos años después descendería.

Indios solo fue una ilusión

Después de que la escuadra de Ciudad Juárez se metiera a las semifinales y que lograron mantener la categoría, para la temporada 2009-2010 no pudo tener la regularidad y descendió a la Liga de Ascenso. Tiempo después, la Federación Mexicana de Futbol desafilió a la escuadra fronteriza.

Necaxa repite la dosis

De nueva cuenta la escuadra hidrocálida perdió la categoría. En el último partido de la temporada 2008-2009, la oncena de Aguascalientes necesitaba ganar ante América para mantenerse en la primera división, como es sabido, las Águilas y los Rayos eran propiedad de la empresa Televisa. Sin embargo, Necaxa perdió el encuentro 3-0 y también la categoría

En 14 años, dos descensos para el Potro

Este no fue el único descenso en la historia del Atlante, ya que en el Verano del 2001 los Potros quedaron en el último lugar de la tabla porcentual por lo que estaban destinados a descender, sin embargo existía la regla de la promoción (una llave que enfrentaba al último lugar de la Primera División y al campeón de la Primera División 'A') lo que les permitió jugar en contra del monarca de la Primera 'A', el Veracruz.

La escuadra azulgrana venció a los escualos por marcador de 4-1 global y esto aseguraba su permanencia en el máximo circuito, siempre y cuando pagarán, adicionalmente, cinco millones de dólares a la Federación.

Atlante no pagaría en tiempo y forma esa cantidad y siguió jugando en la máxima categoría del balompié azteca. El pago fue años después, se especula, cuando la FMF compra el Centro de Alto Rendimiento a Alejandro Burillo (directivo azulgrana) en una cantidad cercana a los 40 millones de dólares, que al final serían 35 millones.

CORTESÍA ALAIN ARENAS | LA AFICIÓN.COM