1 de abril de 2013 / 03:05 p.m.

 

Con la finalidad de fomentar el interés y desarrollo en materia satelital, el Instituto de Ingeniería de la UNAM diseñó y fabricó Satedu, un satélite educativo elaborado y validado para su uso tanto en laboratorios como en aulas de clase en bachilleratos.

"“Por la facilidad de trabajo que brinda, se pueden realizar prácticas reales, desde sencillas para estudiantes de nivel medio superior hasta aquéllas más profundas para carreras y el posgrado de ingeniería”", apuntó Esaú Vicente Vivas, investigador del Instituto de Ingeniería, quien encabeza este proyecto tecnológico.

Se trata de un pequeño satélite artificial (picosatélite), que cumple con las normas internacionales de satélites Cubesats (estándar generado por la Universidad de Stanford, Estados Unidos en 1999) en cuanto a dimensiones, características y operación, entre otras.

En un comunicado, la UNAM detalló que "“de hecho, son pocas las modificaciones que se harían para que éste pudiera trabajar de manera exitosa en el espacio"”.

Señaló que 95 por ciento de este proyecto es de manufactura universitaria, el resto, los componentes electrónicos, son extranjeros “"porque en México no se fabrican; todo lo demás fue realizado en la UNAM"”, indicó.

Añadió que el software de la estación terrestre (ejecutado en computadora personal), que permite la comunicación inalámbrica con el pequeño satélite, también es un producto universitario generado con la participación de los estudiantes. “"Nuestro compromiso con ellos es entrenarlos, motivarlos y retroalimentarlos con proyectos de alta tecnología. De esa manera, contribuimos no solo a formar recursos humanos mejor preparados, sino también a participar en el desarrollo de artefactos útiles al país”".

Vicente Vivas ejemplificó que los de percepción remota vuelan bajo —entre 300 y mil kilómetros de altura— se utilizan en México para hacer seguimiento de desastres naturales, huracanes, inundaciones, incendios forestales, desertificación y sismos, entre otros fenómenos, por lo que a partir del Satedu, “"pronto estaremos en posibilidad de generar los de tipo comercial que la nación requerirá en los próximos años”".

Nuestra obligación principal es la formación de recursos humanos y reducir la brecha tecnológica, por lo que es de suma importancia ofrecer a los estudiantes herramientas y proyectos de alta tecnología además de tener bajo costo.

— REDACCIÓN