5 de abril de 2013 / 03:46 a.m.

"Rubén Bonifaz es magia, es la magia del espíritu, Rubén Bonifaz fue, y es, y va a seguir siendo uno de los grandes universitarios, alguien que nos descubre a los clásicos", dijo el rector José Narro Robles.

Ciudad de México • La Universidad Nacional Autónoma de México le rindió un homenaje luctuoso a uno de sus hijos pródigos: el poeta mexicano Rubén Bonifaz Nuño. (1923-2013)

En el acto, celebrado en la Sala Nezahualcóyotl, en Ciudad Universitaria, participaron el rector de la UNAM, José Narro Robles, el presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Rafael Tovar y de Teresa, y el director del Fondo de Cultura Económica, José Carreño Carlón.

Asimismo, estuvieron los escritores René Avilés Fabila, Bulmaro Reyes Coria y Marco Antonio Campos. La participación de estas personalidades se trato de la entrega de un texto que leyeron tres estudiantes universitarios frente al público que se dio cita en el homenaje.

También participaron los poetas Juan Gelman, Vicente Quirarte y Eduardo Lizalde, leyendo, en dos ocasiones diferentes, una selección de versos echa por Bonifaz Nuño en diferentes épocas. El homenaje estuvo amenizado musicalmente por el grupo La Mar, quienes interpretaron La Bruja y Los Caminos de Guanajuato.

Bonifaz Nuño, un universitario de siempre: Narro Robles

“Rubén Bonifaz es cultura, Rubén Bonifaz es magia, es la magia del espíritu, Rubén Bonifaz fue, y es, y va a seguir siendo uno de los grandes universitarios, alguien que nos descubre a los clásicos, que entiende la cultura popular, que se asimila con los jóvenes. Rubén Bonifaz es sin duda un universitario de siempre”, afirmó el rector de la UNAM.

Al arribar a la Sala Nezahualcóyotl, Narro Robles declaró que el académico fue un gran mexicano, “por eso hicimos este homenaje (…) con toda la dignidad universitaria, uno de los homenajes que seguramente, ya no en vida, recibirá don Rubén Bonifaz”.

El poeta nació el 12 de noviembre de 1923 en Córdoba, Veracruz. Falleció en la Ciudad de México, el pasado 31 de enero, día en que ocurrió la explosión en la Torre de Petróleos Mexicanos.

FANNY MIRANDA Y EMILIANO BALERINI CASAL