9 de agosto de 2013 / 07:33 p.m.

La Unión Nacional de Padres de Familia manifestó su rechazo a la legalización de la mariguana y cualquier otro tipo de drogas en México.

""Sería un grave error legalizar aquello que dañe la integridad de nuestras familias, específicamente de nuestros jóvenes y niños"", afirmó.

Consuelo Mendoza, presidenta de la UNPF, señaló que estudios recientes han demostrado que el consumo de la mariguana afecta directamente al desarrollo intelectual.

Además, dijo que los especialistas en salud ""nos han advertido ya de los daños que puede provocar el consumo de esta sustancia como alteraciones a nivel cognitivo y la sincronía en los movimientos del individuo, además de afectaciones en la capacidad de aprendizaje, trastornos mentales y daños psicosociales, por mencionar algunos"".

Este tipo de sustancias, indicó causa alteraciones que influyen en el comportamiento y en diversas ocasiones está ligado a la delincuencia y a accidentes de varios tipos.

Ciudadanía y gobierno, consideró la UNPF deben apostar a la prevención contra las adicciones, desarrollando una cultura que promueva y favorezca la educación, el deporte, el arte, los valores y todo lo que fortalezca a la institución más importante, que es la familia, y que representa el primer núcleo de la sociedad.

La misión de los legisladores es resolver los problemas que aquejan a nuestro país y que no han tenido solución, como el creciente número de los llamados “ninis”, que son jóvenes sin oportunidades y que serían presa fácil de las adicciones si se facilita la adquisición de esta droga.

Y solicitó a los asambleístas del D.F. y al jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera que se pronuncien con una postura firme en contra de la legalización de la mariguana y otras sustancias que afectan el sano desarrollo de la sociedad.

El derecho a la salud no puede ser sujeto a debates ni consultas, sino una garantía que debe ser protegida y defendida por los legisladores.

Redacción