10 de marzo de 2014 / 03:33 a.m.

El delantero ecuatoriano Michael Arroyo señaló que los cuatro goles que anotó hoy ante el Querétaro fueron reflejo del buen trabajo del Atlante y que le permitió por fin ganar como local en el actual torneo.

"Me voy muy contento de que el equipo haya sacado en casa los tres puntos que nos hacían falta, ahora a pensar en los Pumas", afirmó.

En conferencia de prensa que ofreció al término del partido en que el Atlante superó 4-2 al Querétaro en el último duelo de la fecha 10 del torneo clausura 2014, recalcó la importancia de que su equipo pudiera ganar en casa.

"Este triunfo en casa lo estábamos esperando hace mucho tiempo, yo creo que viene bien, esos tres puntos son muy importantes, son fundamentales para que el equipo siga trabajando, pensando en Pumas que es un rival fuerte que también tiene peligro, pero igual se le respeta mucho", dijo.

El delantero ecuatoriano indicó que el Atlante viene trabajando y haciendo bien las cosas, que cuenta con un grupo que es muy competitivo, pero sobre todo un grupo de excelentes personas y eso lo demuestra en la cancha.

"Tenemos una unión única, un grupo que siempre trabaja y rema para el mismo lado y eso lo está demostrando en cada partido", añadió.

Sobre su actuación, mencionó que los cuatro goles que a anotó son consecuencia del trabajo en equipo, que simple y sencillamente sería imposible que lo hiciera sin la colaboración de sus compañeros.

En la charla con los representante de los medios, apuntó que es la primera vez que anota cuatro goles en un partido y que en esta ocasión se los dedicó a sus hijos presentes en las tribunas, a Dios, a su madre, esposa y a compañeros.

Sobre sus planes y una eventual convocatoria a la selección ecuatoriana que jugará el Mundial en Brasil, puntualizó que antes que nada tiene que seguir trabajando, que la decisión que tome el técnico se respetará y que ante todo tiene que estar con el Atlante.

NOTIMEX