24 de noviembre de 2013 / 06:37 p.m.

Washington.- Investigadores de la Universidad de California en Berkeley (UC Berekley) informaron hoy que están ultimando una aplicación que pretende trasladar las tertulias de café a los teléfonos celulares e internet, para que los usuarios dialoguen entre ellos y emerjan las mejores ideas.Así lo explicó a Efe el director del proyecto y profesor de la UC Berkeley, Ken Goldberg, quien presentó su iniciativa en "Demand Solutions", unas jornadas sobre innovación organizadas por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que estos días ha traído a Washington a algunos de los cerebros más brillantes del planeta.La aplicación, denominada CAFÉ (siglas de "Evaluación Colectiva y Ambiente de Intercambio"), estará disponible a partir del próximo verano y, aunque aún no se sabe cuál será su ámbito de distribución, de momento, se barajan Brasil, Argentina, México y Perú como sus probables destinos, anunció Goldberg.Experto en la interacción entre arte, robótica y nuevos medios, Goldberg, que dirige el programa "Información y Democracia" del Centro para la Investigación de las Tecnologías de la Información en interés de la Sociedad de la UC Berkeley, pensó en crear esta aplicación cuando presenció las revueltas en Brasil del verano pasado."Me gustaba la idea del café como metáfora para una nueva tecnología en teléfonos móviles o en la web", aseguró Goldberg, quien recuerda la importancia que tuvieron estas tertulias en la consolidación de las primeras democracias."En el siglo XVIII fue como una tecnología, la idea de un café es muy poderosa: la gente bebe ese increíble estimulante y empieza a tener discusiones y a hablar entrada la noche. Así surgieron ideas como la revolución americana", agregó.La herramienta en la que trabaja la UC Berkeley se basa en otra aplicación móvil que lanzaron hace dos años, en colaboración con el Departamento de Estado de Estados Unidos, en la que los usuarios opinaban sobre política exterior y votaban las ideas que consideraban mejores.La nueva aplicación, sin embargo, asignará una taza de café a cada usuario quien, al entrar, deberá responder a unas preguntas que, posteriormente, otros usuarios podrán consultar y valorar.Así, se establece un sistema de reputaciones en el que algunas ideas van creciendo y, para hacerlo visible, las tazas de los usuarios con opiniones mejor valoradas, obtienen más café."Hay un diálogo social que recompensa a la gente que tiene buenas ideas", señaló el profesor de la UC Berkeley, quien añadió que en una conversación de café puede haber mucha gente "y, si todos hablan al mismo tiempo, se hace imposible seguir la conversación"."La herramienta que estamos desarrollando es una forma de estructurar la información, las interacciones, de forma que consigues una respuesta coherente. Las mejores ideas destacan y las que no tienen sentido se van al fondo. Ése filtro es el reto ahora", subrayó.Para Goldberg, la aplicación puede funcionar bien en América Latina, ya que está destinada "especialmente en las economías en desarrollo donde el teléfono móvil es muy prominente" y, bromeó porque América Latina hay "una gran cultura del café".

EFE