4 de junio de 2013 / 09:36 p.m.

 Ginebra • Expertos independientes de ONU urgieron hoy al gobierno de El Salvador a reconsiderar la legislación sobre el aborto y la práctica actual en el país, especialmente por el caso reciente de "Beatriz" a quien se le negó el aborto terapéutico.

Asimismo, los expertos reiteraron su llamado a las autoridades para que aseguren la protección y el total disfrute del derecho a la vida y al más alto nivel posible de salud, de acuerdo con el derecho internacional de los derechos humanos.

"Urge reconsiderar las serias consecuencias de la legislación sobre el aborto y la práctica en El Salvador y ofrecer a todas las mujeres del país la protección legal que se merecen", dijeron los expertos de derechos humanos en un comunicado conjunto

El 28 de mayo, la Corte Suprema salvadoreña dictaminó, por cuatro votos a uno, denegar el amparo a Beatriz (nombre omitido para proteger su identidad) para llevar a cabo un aborto terapéutico.

Ello a pesar de la probabilidad de que el feto pudiera fallecer antes o poco después del nacimiento debido a una condición en el cerebro, como finalmente resultó ser el caso.

Los jueces a favor de la decisión consideraron que la amenaza a su vida no era actual, "sino eventual".

La joven Beatriz, cuya vida corría peligro por un embarazo y a quien durante semanas se le prohibió abortar en El Salvador, fue sometida este lunes a una cesárea para intentar salvar al bebé pero finalmente éste no pudo sobrevivir porque nació sin tener el cerebro completamente formado.

Los expertos condenaron enérgicamente la decisión de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de El Salvador que desestimó la solicitud de una mujer joven para interrumpir un embarazo que amenazaba su vida.

Asimismo, acogieron con satisfacción la decisión de altos funcionarios públicos, entre ellos la Ministra de Salud, de permitir que se llevara a cabo la cesárea como una medida alternativa.

Se mostraron esperanzados de que los profesionales médicos que proporcionaron el tratamiento requerido no sean sancionados.

"Esta decisión de la Corte expuso la salud física y mental de Beatriz a un grave riesgo, lo que eventualmente podría poner en peligro su vida", dijeron expertos de ONU.

Entre dichos expertos están la del derecho a la salud Anand Grover, la tortura Juan E. Méndez, y las relatoras sobre la discriminación y la violencia contra las mujeres, Kamala Chandrakirana y Rashida Manjoo.

Reiteraron su preocupación por la frágil salud física y mental de la joven de 22 años que tenía la urgente necesidad de una intervención médica, destacando que esta condición podría causar daños irreparables a su vida y a su integridad física y mental.

"La decisión del tribunal está en clara contradicción con las obligaciones de derechos humanos de El Salvador, entre otros el artículo 12 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que reconoce el derecho al más alto nivel posible de salud física y mental", advirtieron.

Asimismo, "el artículo 12 de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer de la cual El Salvador es Estado Parte".

Los expertos destacaron que haber obligado a Beatriz a continuar con el embarazo podía constituir un trato cruel, inhumano y degradante.

"Una prohibición absoluta del aborto, cuando el resultado es el grave riesgo para la vida y salud de la mujer, constituye una violación de la obligación del Estado de prevenir la tortura y los tratos crueles, inhumanos o degradantes", dijeron los expertos.

"La decisión de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador pone la vida de Beatriz en riesgo causándole un enorme y duradero sufrimiento físico y emocional. Debido a que esto sólo afecta a las mujeres embarazadas, el dolor y el sufrimiento les es infligido ella y a otras mujeres en su situación por razones de género.", concluye la declaración.

 — NOTIMEX