29 de abril de 2014 / 02:24 a.m.

Los Tigres quieren alcanzar el bicampeonato nacional de categoría Intermedia pero el coach Antonio Zamora reconoció que la gran final del próximo viernes será una revancha para los Linces de la Universidad del Valle de México.

Tigres conquistó en el 2013 el título derrotando en la final a la UVM, además de ganarles este año en temporada regular.

“Sí, creo que para ellos  representa mucho, representa dar el paso importante, se han quedado creo que en una final de Juvenil si no me equivoco, la del año pasado, entonces puede ser su paso importante para el programa de UVM”, reconoció Zamora.

“Digo a final de cuentas ellos por méritos propios están aquí, nadie les ha regalado nada, y bueno, nosotros también hemos tenido nuestros méritos y como siempre lo he dicho, el que cometa el error va perder el juego, trataremos de hacer las cosas muy bien”.

Zamora habló ayer con sus jugadores al final de la práctica vespertina para pedirles intensidad en los días que restan de la semana y vivir al máximo el partido que para algunos puede ser el último en este deporte, porque no todos tienen garantizado que llegarán a los Auténticos de Liga Mayor.

Los dos equipos sufrieron una derrota en la campaña regular, pero el representativo de la UANL jugará en casa por haber ganado a la UVM.

“UVM es un excelente equipo, con mucho talento en todas sus líneas, creo que van a venir a planear su juego, a tratar de mantenernos fuera del campo, nosotros trataremos de cada vez que lleguemos a zona roja meterle puntos a esto” expuso Toño Zamora.

“Entonces va ser un juego inteligente, creo que muy intenso y no por nada estamos aquí los dos equipos”.

El partido por el campeonato entre Tigres y Linces se vivirá este viernes a las 19:00 horas en el estadio Gaspar Mass.

TÓMAS VÍCTOR LÓPEZ