18 de enero de 2014 / 06:57 p.m.

La Copa del Mundo de la FIFA Brasil 2014 dejará importante legado en materia de infraestructura, aseguró el Sindicato Nacional de la Arquitectura y de la Ingeniería (Sinaenco) y el Ministerio del Deporte.

Tanto el Sinaenco como el ministerio reconocieron que no se desarrolló plan de infraestructura capaz de beneficiar a todas las ciudades-sede "como la población esperaba", pese a lo cual "habrá ganancias" en la materia, indicó la Agencia Brasil.

Entre los mayores legados que dejará la Copa del Mundo para la nación amazónica se encuentran los aeropuertos, los estadios, las terminales portuarias para turistas y la anticipación de la tecnología de cuarta generación para la telefonía móvil (4G).

El vicepresidente del Sinaenco, Joao Alberto Viol, dijo al citado medio que, "aunque no hayamos conseguido éxito en un gran número de obras, inicialmente previstas, habrá, sí, beneficios a la población". "Hasta el inicio de los juegos (12 de junio próximo) podemos esperar la conclusión de algunas obras de movilidad", puntualizó Viol, quien criticó el hecho que el plan de infraestructura no haya sido evaluado "y cumplido de forma más satisfactoria".

Observó que "es muy importante que las obras de movilidad continúen, aún después de la Copa del Mundo. No se puede esperar algo que no sea eso".

Viol acotó que "los seis puertos (Natal, Fortaleza, Manaos, Recife, Salvador y Santos) que eran de carga, y fueron reformados para recibir pasajeros, están entre las obras previstas por la Copa del Mundo".

"Ciertamente (los puertos) no serán tan usados durante el evento porque los navíos de crucero estarán en Europa, donde será alta temporada. Pero eso no quita de ellos la importancia como legado, ya que van a potenciar bastante el turismo en Brasil", precisó.

NOTIMEX