25 de agosto de 2013 / 04:30 p.m.

Maputo • El reciente anuncio de una nueva vacuna contra la malaria, descubierta por investigadores de EstadosUnidos, ha reavivado la esperanza de cura de la enfermedad; pero el prestigioso inmunólogo español Pedro Alonso advirtió que “no hay que crear falsas expectativas”, porque “aún no es una vacuna”.

La investigación, desarrollada por científicos de la firma Sanaria yel Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de EU, indica que se ha conseguido una vacuna experimental altamente eficaz contra la malaria.

El estudio, publicado el pasado día 8 en la revista Science, ha generado optimismo sobre la búsqueda de una medicina para erradicar una enfermedad que mata a unas 2 mil personas al día en el mundo, la mayoría en África, según la Organización Mundial de la Salud.

En la investigación estadunidense, seis adultos sanos con edades de 18 a 45 años recibieron a lo largo de un año cinco dosis del nuevo medicamento, conocido como PfSPZ, y ninguno contrajo la enfermedad.

Sin embargo, Alonso se muestra cauto con ese resultado y se pregunta: “¿Cuál puede ser el efecto en un niño africano, de una zona rural, que sufre cada año más de mil picaduras de malaria?”.

Además, la nueva vacuna se administraría por vía endovenosa en cinco dosis durante varios meses y se conserva en nitrógeno líquido, algo que podría suponer una infraestructura desproporcionada y enormes costes económicos.

 — EFE