22 de junio de 2014 / 03:34 a.m.

La era post Lucas Lobos arrancó formalmente en San Antonio, Texas, y los Tigres derrotaron 2-1 a los Scorpions, en su primer partido de pretemporada previo al Apertura 2014.

Ya sin Lucas Lobos, Danilinho, Israel Jiménez y Carlos Salcido, el equipo de Ricardo Ferretti inició así sus duelos preparatorios de cara al próximo torneo.

Con goles de Emanuel Villa y Gerardo Lugo, la escuadra felina, que aún no pudo contar con la mayoría de sus refuerzos, sacó el resultado y comenzó a aflojar las piernas después de realizar la pretemporada de playa.

Darío Burbano, Manuel Viniegra y Sergio García no viajaron a San Antonio para este partido por lesión, mientras que por decisión técnica no salieron ni a la banca los refuerzos Marco Rubén y Antonio Briseño; Egidio Arévalo reportará al culminar su participación con Uruguay en Brasil 2014.

Tigres arrancó el partido con Enrique Palos de regreso a la portería, con Jorge Torres Nilo, Juninho, Hugo Ayala e Iván Estrada en la zona defensiva.

En el centro del campo Guido Pizarro y José Francisco Torres, con Damián Álvarez, por izquierda y Gerardo Lugo, por derecha. En el ataque estuvo Villa con el refuerzo Hérculez Gómez.

Apenas al minuto 8 Tito Villa se levantó dentro del área de los Scorpions y conectó un certero cabezazo al poste contrario, para colocar rápidamente el 1-0.

Damián Álvarez intentaba desbordar por izquierda, y tocó de apoyo a Torres Nilo por el mismo sector, quien envió un centro medido a la zona en la que aparecían Hérculez y Villa, y finalmente el argentino impactó la pelota con la cabeza y la anidó en el arco de los Scorpions.

Villa ha anotado gol en los dos partidos que ha celebrado Tigres en la pretemporada, aunque el primero no se le da un carácter de formal, debido a que fue ante su filial Sub-20, a la que derrotaron 1-0 con el gol de Emanuel.

El resto de la primera parte no hubo más emociones y con la ventaja mínima se fueron al descanso, ante el cobijo de unos 6 mil aficionados que acudieron al estadio de los Scorpions.

Para la parte complementaria Ferretti realizó algunos movimientos, utilizando a los elementos jóvenes que hicieron el viaje con el equipo.

Un cambio trascendente fue el del ingreso del portero Richard Sánchez, quien entró para el complemento en sustitución de Palos.

Al 58 llegó el 2-0 para los Tigres. Álvarez de nueva cuenta intentó el desborde, sólo que ahora fue dentro del área y al llevarse al defensa, incluso aguantando jaloneos, cedió en diagonal retrazada para la llegada de Lugo, quien sólo empujó la pelota para el 2-0.

Los Scorpions aprovecharon un error de Sánchez para acercarse en el marcador.

El joven arquero de los campeones mexicanos Sub-17 en 2011, se tendió en el césped en el área chica y cuando parecía atrapar la pelota, al contacto con el césped lo dejó ahí para que San Antonio anotara el 2-1. Previo a ésto estuvo a punto de cometer otro error grave.

Billy Forbes apareció sólo para encontrar el rebote, que salió débil y al centro del área, para no tener problema en empujar la pelota al fondo.

Ferretti ordenó múltiples movimientos en el resto del partido con el ingreso de los canteranos.

A dos del final el chamaco Luis Cruz malogó una jugada ofensiva en la que encaró al portero Tyler Deric, quien lo aguantó y conjuró el peligro.

El próximo 3 de julio Tigres regresará a Texas, ahora a la ciudad de Houston, para medirse al prestigiado equipo del Cruzeiro de Brasil.

Tigres dejó un buen sabor de boca en este arranque de pretemporada y se espera que el nivel de juego vaya aumentando conforme pasen las semanas y se vayan sumando al equipo los refuerzos del equipo.

ÓSCAR SÁNCHEZ