10 de enero de 2015 / 04:08 a.m.

Santos Laguna mostró su nueva imagen, pero no fue mejor que el torneo anterior, ya que Tiburones Rojos del Veracruz lo superó 1-2, en el arranque del Torneo Clausura 2014, anoche en el Estadio Corona.

Todo lo que se dijo en la semana quedó en palabras, porque en la cancha los hechos mostraron otra cosa. Los escualos fueron más efectivos, remontaron y terminaron jugando mejor que su rival.

El partido

Con la superficie de la cancha mojada por la lluvia, el traslado del balón fue rápido. Santos, con su nuevo uniforme, de inmediato buscó el arco rival, Rentería tuvo una serie de amagues dentro del área rival, pero la jugada terminó en saque de esquina.

Transcurría el minuto 2 y en cobro de esquina por la punta derecha, el arquero Édgar Hernández salió a tratar de cortar el envío, pero no acertó y el balón pasó hasta Oswaldo Alanís, quien remató incómodo con la cabeza, el esférico iba hacia afuera, pero apareció Diego González y también con la testa envió al fondo del arco desprotegido para poner el 1-0.

Santos gustaba tener la pelota y Veracruz tenía el camino más viable hacia el arco de Agustín Marchesín. Adaptarse a las condiciones de la cancha fue prioridad de los dos equipos, porque la lluvia no paraba y eran constantes los resbalones y entradas peligrosas.

Al minuto 30, los escualos cobraron saque de esquina que rechazó Izquierdoz, el balón se escurrió hasta Alonso Escoboza para armar un contragolpe que gracias a la intervención de la defensa jarocha no terminó en gol.

La respuesta del Veracruz llegó al 33’, con un remate del capitán Leobardo López con la cabeza dentro del área y Agustín Marchesín apareció para hacer su primera gran atajada con Santos.

Para la segunda mitad, tres minutos transcurrieron y Santos estuvo cerca del segundo gol, tras un centro de Escoboza que Izquierdoz remató con la cabeza a la izquierda del arquero, pero el árbitro marcó una falta y apagó el festejo que ya había iniciado el argentino.

El equipo veracruzano buscó reaccionar con una presión favorecida por algunos errores del cuadro bajo santista. Así, a los 55 minutos, en centro al área por derecha, Vázquez dentro del área ‘machucó’ la pelota, pero le quedó plena a Leiton Jiménez, quien pateó al arco, el esférico alcanzó a pegar en el arquero, pero no pudo evitar la caída de su meta para el 1-1 que enfrió más al Corona.

El juego se apretó más, Santos buscó recomponer con pocos recursos al frente. Salinas entró a jugar por Escoboza y al 65’ sacó remate con la cabeza apenas encima del arco de Tiburones Rojos.

Daniel Villalva tuvo al 67 el segundo para la visita, tras quedar mano a mano con el arquero de Santos, quien tuvo una buena salida para rechazar el intento del veracruzano.

Pero en otro descuido en la parte baja santista, Leiton Jiménez anotó el segundo para el Veracruz al rematar con la cabeza en el corazón del área un centro de esquina por el lado izquierdo, para el 1-2 al 73’.

Los aficionados santistas quedaron más fríos aun, sobre todo porque no se veía con qué responder en los minutos finales, en los que la visita estuvo más cerca de incrementar la ventaja que la casa del empate.

Alanís tuvo para empatar cerca del final, pero su remate en el área salió apenas desviado y esa fue la última oportunidad  y los laguneros iniciaron con el pie izquierdo el torneo, en casa.

CARLOS HERNÁNDEZ CASTREJÓN