LETICIA SÁNCHEZ MEDEL
17 de julio de 2013 / 01:09 p.m.

México• Tijuana, Ciudad Juárez, Nuevo Laredo, La Laguna, Ecatepec, Nezahualcóyotl, Acapulco, Monterrey y Veracruz, así como las delegaciones Iztapalapa y Gustavo A. Madero del Distrito Federal, son algunas de las 57 ciudades y municipios que registran un alto índice delictivo. En esos lugares se aplicará el Programa Piloto de Verano para la Transformación Social a través del Arte y la Cultura, presentado ayer en el Palacio de Bellas Artes por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y la Secretaría de Gobernación.

Roberto Campa Cifrián, subsecretario de Prevención del Delito y Participación Ciudadana de la Segob, explicó que la iniciativa beneficiará a los jóvenes, quienes son víctimas, pero también perpetradores de la violencia que viven en zonas con carencias sociales, crecimiento desordenado y deserción escolar.

Al anunciar las acciones que se realizarán del 16 de julio al 31 de agosto, el funcionario dijo que los “programas preventivos deben ser focalizados para que sean eficaces en las 57 demarcaciones prioritarias, a partir de la información con la que cuenta la Segob, otorgada por los gobernadores y presidentes municipales de estas regiones”.

Los sitios con más violencia en el país suman alrededor de mil 60 colonias, entre ellas dos delegaciones del Distrito Federal, siete zonas metropolitanas y 48 municipios.

Campa recordó que la Cámara de Diputados aprobó para este año un presupuesto adicional de dos mil 500 millones de pesos. Añadió: “Para cada colonia hemos logrado un programa puntual y hemos convenido acciones con las autoridades locales; los recursos han comenzado a bajar a los estados para su ejercicio. Esta semana estará el ciento por ciento de estos fondos en los estados. Aquí se incluye un paquete que tiene que ver con acciones culturales prácticamente en todos los municipios definidos en el programa, que suman un poco más de dos mil acciones en todo el país”, aunque las acciones piloto solo serán 197 en 100 municipios.

El funcionario destacó que el trabajo del Conaculta es clave para orientar el trabajo a desarrollar en esos lugares, convencido de que la cultura tiene un efecto extraordinario sobre los jóvenes, ya que los hace más sensibles, conscientes de su identidad y de su autoestima.

TRABAJO COLECTIVO

Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Conaculta, destacó la importancia de posicionar a la cultura como herramienta de transformación del tejido social.

“Se trata de la participación de los temas culturales en el Programa de Prevención del Delito que el presidente Peña Nieto marcó como prioritario, el cual tiene como finalidad la recomposición del tejido social afectado por los temas de inseguridad, por las conductas antisociales, y que puede encontrar en la cultura un contenido que mejore la calidad del tiempo libre y, muy en particular, la reafirmación y autoafirmación de la identidad yla autoestima de los jóvenes”.

Subrayó que, si bien las instituciones públicas asumen su responsabilidad, éste es un trabajo colectivo, donde también tiene una participación importante la sociedad, en la que cada grano de arena será multiplicado con la participación de todos.

La intención, dijo, es llegar a municipios y demarcaciones que la Segob ha definido como prioritarias, ya que durante las vacaciones es cuando se puede tener mayor incidencia porque es el momento en el que se reúnen las familias.

Alejandra Frausto, directora de Culturas Populares, instancia encargada de regular este programa, dijo que para identificar a las comunidades más vulnerables, “se está haciendo un trabajo casi de acupuntura para llegar al punto clave donde podamos trabajar”.