24 de mayo de 2013 / 02:40 p.m.

Mónaco es el circuito más difícil para adelantar posiciones en la F1, donde apenas dos pilotos ganaron sin partir desde la pole en la última década, por lo que es crucial conseguir el puesto de honor en la primera fila de la parrilla.

Sin embargo, el Red Bull de Vettel no ha sido dominante en la clasificación en las tres últimas carreras, y la ventaja del piloto alemán y tricampeón mundial sobre Kimi Raikkonen (Lotus) es de apenas cuatro puntos, antes de la carrera del domingo. Fernando Alonso (Ferrari) también acortó distancias tras ganar el GP de España hace dos semanas.

Red Bull ha ganado el GP de Mónaco las tres últimas campañas, todas desde la pole, con triunfos de Mark Webber en 2010 y 2012, y Vettel en 2011. Pero la última pole del alemán fue hace cuatro carreras en Malasia, y el jueves tuvo un desempeño decepcionante en las dos primeras prácticas en Mónaco.

"Diría que es difícil saber cómo estamos ahora mismo", comentó Vettel. "La buena noticia es que tenemos un vehículo rápido cuando todo sale bien. Ahora depende de nosotros que todo salga bien".

Mercedes consiguió la pole en las tres últimas carreras.

La administración de las llantas ha sido crucial, ya que los cauchos Pirelli se han desintegrado demasiado fácil en las cinco carreras hasta ahora. El fabricante italiano fue criticado en Barcelona, donde hubo casi 80 paradas en los pits y la mayoría de los pilotos tuvieron que descartar una estrategia de tres paradas y realizar cuatro.

"Cuando la mayoría de los pilotos tienen problemas, significa que no puedes manejar como estás acostumbrado", comentó Vettel, que ha sido uno de los pilotos más críticos de los neumáticos. "Si sólo te puedes concentrar en los neumáticos, entonces esto ya no es automovilismo como lo conocemos".

Ap