15 de marzo de 2014 / 04:10 p.m.

El campeón mundial de Fórmula Uno, Sebastian Vettel, dice que no comprende por qué tuvo tantas dificultades el sábado en la clasificación bajo la lluvia para el Gran Premio de Australia, que lo relegaron al duodécimo lugar de partida para la carrera del domingo.

Vettel, que busca su quinto campeonato mundial consecutivo, no las tuvo consigo en el circuito callejero de Albert Park y terminó muy por debajo de Lewis Hamilton, que partirá desde el lugar de privilegio, y de su nuevo compañero en Red Bull, Daniel Ricciardo.

El piloto alemán dijo que el control de su automóvil había sido "horrible" durante las prácticas y que en la clasificación fue de mal en peor.

"Una vez que empezó a llover las cosas se me hicieron muy difíciles", admitió.

Aunque decepcionado por su pobre posición en la largada, Vettel se entusiasmó por el desempeño de Ricciardo, que indica que Red Bull no está lejos del ritmo del más veloz, Mercedes, pese a una pretemporada problemática en que el equipo padeció un problema tras otro con el nuevo motor híbrido turbo en V6.

"El auto responde y eso es lo que cuenta", afirmó Vettel. "Tenemos un auto rápido y solo necesitamos hacerlo robusto y confiable, pero esto es mejor que tener un auto robusto y confiable y tener que hacerlo veloz".

El alemán no se explicó por qué el auto de su compañero pareció mucho más fácil de manejar.

"No se suponía que hubiese diferencia entre los autos hoy, de modo que no me sentí muy feliz y tenemos que desentrañarlo", agregó. "Pero por suerte funcionó para él, de modo que por lo menos tenemos un auto donde tiene que estar".

AP