4 de julio de 2014 / 02:24 a.m.

Mientras que Tigres está esta noche al Cruzeiro de Brasil en uno de sus últimos duelos de preparación previo al inicio del campeonato mexicano, Alan Pulido, recien llegado desde Brasil, se fue de vacaciones a alguna playa nacional.

Debido a su ausencia su número, el 17, se lo han dado al canterano Luis Cruz, esto por segunda vez consecutiva. Ante los Scorpions de San Antonio, Cruz también portó el dorsal de Pulido.

Al llegar a la ciudad de Monterrey, Alan mando un mensaje concreto, quiere irse a Europa y con estas decisiones, sólo son más pistas sobre el futuro del aún jugador de los Tigres.