26 de octubre de 2014 / 05:15 p.m.

En lo que pudo ser su despedida de lo clásicos, el estadio del Tecnológico vivió una fiesta en la tribuna con un partido que respondió a la expectativa generada por dos equipos que luchan por terminar entre los primeros cuatro de la tabla.

Pese a estar abajo 2-0 en el marcador, los Rayados tuvieron fuegos artificiales en el medio tiempo, como presagiando el cierre que vivieron.

El dispositivo de seguridad que contó con policía montada y perros comenzó en el perímetro del Tec e incluyó una minuciosa revisión a los fanáticos en las puertas donde accesaban los integrantes de las barras.

"Eternamente en la memoria", señalaba una gran manta colocada por aficionados de Preferente, que además mostraron cartulinas formando un enorme mosaico azul y blanco antes del silbatazo inicial.

Los aficionados de Rayados brincaron en sus lugares entonando el "Hay que saltar, el que no salte se va a El Volcan".

A diferencia de otros derbis fueron menos las camisetas amarillas en las gradas. Unos 2 mil aficionados ubicados en el extremo oriente de preferente "compitieron" con cánticos y permitieron que se escuchara también en la casa del vecino "la U, La U, La U".

En las gradas no podían faltar los mensajes de "Soy tu papá", frase acuñada por Jonathan Orozco quien llegó a 250 partidos de liga en el derbi regio.

Los integrantes de los Libres y Lojos tuvieron que esperar más de media hora, antes de desalojar el estadio. Al final se informó de sólo cinco detenidos, en un clásico 103 que tuvo un saldo blanco.

Lo mejor de todo es ver en la tribuna camiseta de los dos equipos conviviendo en la fiesta que significa el clásico de mayor pasión en el futbol mexicano.

TÓMAS VÍCTOR LÓPEZ