Johanna Peña
28 de enero de 2014 / 04:28 p.m.

El defensa central de 24 años aún no habla bien español y ya lleva un gol en la liga MX. A 2 fechas de su debut soñado con la pandilla, se enfrenta a su primer clásico regiomontano.

Sin embargo, el dorsal 31 afirma que los derbis se le dan muy bien. En Brasil protagonizó en varias ocasiones el apasionado clásico del Ba-Vi; defendiendo los colores del Vitória ante el Bahía. En uno de los clásicos más encendidos del país carioca, donde la gente se vuelca a las calles tal y como si fuera carnaval.

¿Se te dan los clásicos?

- Sí, jugué muchos clásicos en Brasil y metí goles. En total unos 3, en partidos diferentes. Ahora ante Tigres espero hacer gol y ayudar mucho al equipo para llevarnos a la victoria.

Ramos acepta no conocer a fondo al equipo felino. Lo percibe como un club fuerte y grande, que como es costumbre en el futbol, no está pasando un buen momento.

¿Conoces a tus compatriotas en Tigres?

- Jugué con Juninho en el 2009. Él estaba en Botafogo y yo en Vitória. Tiene mucha técnica y buen pase. Es muy buen jugador, tanto el como Danilinho y todos. Tienen las características del jugador brasilero, son muy técnicos. Al Tuca lo conozco de vista, pero no personalmente.

Últimamente, en los clásicos hay pocos goles, ¿Esperas que este sea así?

- Todos los clásicos son duros y difíciles por eso son partidos de 1 a 0, 1 a 1. Aquí espero que ganemos. 1 a 0 basta, lo que importan son los 3 puntos... quien sabe y meta otro gol de cabeza (risas). Espero ganar para la felicidad del equipo de rayados.

Víctor ve cómo área de oportunidad para rayados la pelota parada, ya que el plantel del Monterrey cuenta con muchos jugadores altos y él en lo personal es buen rematador.

¿Rayados llega como favorito?

- Sí, espero... ganar el primer clásico para mí es muy importante y para todo el equipo. Espero salir con una gran victoria. 1 a 0 para mí es muy bueno.

Es así como el defensa de la pandilla ve en este clásico el primer gran paso para llegar al campeonato del clausura 2014 y devolverle el cariño a esa afición que lo ha hecho sentir como en casa" Se parecen mucho a los brasileros, siempre sonriendo, alegres y muy educados. No conocía México, pero espero quedarme aquí muchos años y darle muchas alegrías a todos", concluyó.