31 de octubre de 2014 / 01:48 a.m.

Justo cuando los fans de los Dallas Cowboys se atrevieron a invertir emocionalmente en el éxito de su equipo una vez más, la franquicia se estrelló contra un golpe de velocidad inesperada en forma de Colt McCoy y una defensa de Washington demasiado rabiosa.

Los Cowboys (6 – 1) cayeron en el partido de lunes por la noche en tiempo extra tras tener a un golpeado Tony Romo que no pudo mover el balón campo abajo.

Fue una derrota difícil de digerir para un grupo de fans recientemente revitalizados, pero nadie se llevó la peor parte de la derrota más que la casa de uno de los particularmente enojado aficionado de Dallas.

El Clarin Samer Kalaf nos muestra un video de un hombre que destruye lo que está a su paso dejando su casa boca aabajo, ya que después del Monday Night Football de los Cowboys nada es seguro, incluso el mostrador de la cocina.

La destrucción comienza con una rotura accidental de la mesa y rápidamente se transforma en una destrucción total de la casa.