30 de octubre de 2014 / 04:03 a.m.

La Serie Mundial ya tiene a un nuevo campeón con los Gigantes de San Francisco que ganaron por 3-2 a los Reales de Kansas City en el séptimo partido y también un nuevo hito con una decisión revertida de los árbitros tras observar la jugada por vídeo.La acción se dio con ayuda del nuevo sistema de revisar las jugadas con la ayuda de las repeticiones por televisión por primera vez en la historia del "Clásico de Octubre".En una decisión que tomó exactamente 2:57 minutos, quedó determinado que el inicialista Eric Hosmer, de los Reales, fue liquidado en la primera base para completarse una doble matanza en el tercer episodio del juego que para ese momento estaba igualado 2-2.La acción comenzó con un gran engarce del intermedista de los Gigantes, el novato Joe Panik, al fildear un roletazo de Hosmer que parecía destinado al bosque central.Con un disparo en posición horizontal y tirando la pelota desde el guante, el novato de los campeones de la Liga Nacional forzó en la intermedia al jardinero central Lorenzo Cain.El paracorto Brandon Crawford intentó la doble matanza con su tiro a la inicial, pero originalmente cantaron quieto al corredor que iba hacia esa base.El piloto de los Gigantes, Bruce Bochy, que disfrutó de un alto porcentaje de reversiones en 2014, primera temporada en la que se adopta un método consistente de retar o desafiar las decisiones de los umpires, pidió que se revisase la decisión y el grupo basado en Nueva York ordenó el cambio del decreto original del umpire de la primera base, Eric Cooper.Quizás el hecho de que Hosmer optó por tirarse de cabeza en la primera base fue la clave para perder las fracciones de segundo que marcaron la diferencia en que fuera quieto o out.Se ha comprobado que ese sistema instintivo de tratar de llegar más rápidamente a la inicial no es tan veloz como hacerlo de la manera tradicional, es decir corriendo hacia la almohadilla.Curiosamente, con los propios Reales en acción, una jugada controversial en el sexto juego de la Serie Mundial de 1985 frente a los Cardenales de San Luis favoreció a Kansas City cuando el umpire de la primera base, Don Denkinger, decretó quieto en la inicial a un corredor - el mexicano Jorge "Charolito" Orta - cuando era obvio que la bola había llegado mucho antes.Casi cuarenta años más tarde, empero, sí valen las repeticiones. Y por eso lo que no pudo cambiarse en 1985 se convierte en una decisión histórica en Kauffman Stadium en 2014, y que esta vez posible le costó perder el título que en aquella ocasión ganaron.

AGENCIAS