REDACCIÓN
10 de noviembre de 2014 / 07:28 p.m.

Los Raiders de Oakland estaban sorprendiendo al mundo, al tener una ventaja de 10-6 sobre Mr. Peyton Manning y los Broncos de Denver.

Al principio de la segunda mitad ya con los Raiders perdiendo, ejecutan una jugada típica para ellos durante esta racha de 15 derrotas al hilo.

El quarterback novato de Oakland, Derek Carr sintiendo la presión de la defensiva de Denver se deshace del balón y completa el pase con Khalif Barnes. El problema fue que Barnes no era receptor elegible y luego Barnes empieza a correr con el ovoide. Además al ser golpeado soltó el balón y lo recuperó Denver.

Varias jugadas más tarde, los Broncos anotaron para irse arriba 27-10. Terminaron ganando fácilmente 41-17.