14 de marzo de 2014 / 01:51 p.m.

El piloto alemán de Fórmula Uno y tetracampeón mundial Sebastian Vettel (Red Bull) se mostró "muy aliviado" tras los primeros entrenamientos libres del Gran Premio de Australia, en los que marcó el séptimo y cuarto mejor tiempo y completó un total de 51 vueltas al trazado.

"Ha sido un buen día. Me siento muy aliviado, hemos hecho mucho trabajo", afirmó el piloto tras la primera jornada de prácticas en el circuito Albert Park de Melbourne, al que su escudería llegaba con muchas dudas tras los problemas en las sesiones de pretemporada.

"Ninguno de los dos tuvo problemas hoy, los coches funcionaron y sentíamos que estaban equilibrados", comentó el alemán, actual campeón del mundo que aspira en esta temporada a su quinto reinado consecutivo.

"El viernes los tiempos no suelen valer para mucho, pero es bueno ver que estamos cerca de la cabeza en lugar de perdidos en los últimos tiempos", valoró 'Seb' Vettel, para quien lo más importante el domingo será "terminar la carrera", debido a las dudas todavía existentes en la fiabilidad de los coches.

Para el piloto de Heppenheim todavía queda "mucho por llegar" en cuanto a la velocidad que puede alcanzar el RB10 en esta temporada, pero el resultado es "muy positivo" para la escuadra de la bebida energética.

Su compañero australiano, Daniel Ricciardo, que se estrena en la escudería ocupando el volante que antes dirigía su compatriota Mark Webber, reconoció que tenían "menos expectativas" en el coche.

"Por suerte la distancia con la cabeza no ha crecido, sino que está en torno al segundo, lo cual es mejor de lo que esperábamos al venir aquí", afirmó Ricciardo.

"No quiero ilusionarme pero hoy ha sido un día realmente bueno para nosotros, hemos aprendido mucho", agregó.

El piloto 'aussie', que se estrena en Red Bull corriendo en su nación, se mostró "muy contento" por los resultados de hoy. "Esto motivará mucho al equipo y nos enseña que podemos superar cualquier dificultad que venga en adelante", sentenció.

AGENCIAS