7 de julio de 2013 / 08:37 p.m.

México • El cardenal Norberto Rivera Carrera consideró que la familia, la sociedad en general y partidos políticos, así como los creyentes, deben ser "constructores de paz" ante el clima de violencia, opresiones, alta marginación, miseria e injusticias que se viven en el país.

En la homilía dominical, Rivera Carrera llamó a la sociedad a la reconciliación. "No podemos olvidar de que el saludo y el anhelo cristiano de paz debe de traducirse en este mundo, en este México de hoy, que tanto necesita de esa paz, en un saludo reconstruido", dijo.

Y agregó: "No tiene que quedarse solamente en un saludo y en un anhelo, debemos de ser constructores de paz. Esto no es tarea fácil para el discípulo de Cristo porque siempre en la familia surgen conflictos, en los centros de trabajo hay también distintas opiniones e intereses, en la sociedad en la que vivimos hay multiplicidad de partidos y de ideologías, por lo tanto no es fácil construir la paz en medio de este ambiente".

Por ello "seamos constructores de la paz y no de violencia, promotores de salud y no de muerte, propagadores del reino de dios y no de ideologías, sino del Reino de Dios que da vida nueva".

En la ceremonia tomó juramento a los nuevos funcionarios de la agrupación de laicos Caballeros de Colón, del distrito sur.

En el semanario Desde la Fe, el Arzobispado Primado de México informó que a partir del 15 de agosto la Catedral Metropolitana celebrará dos siglos de que el arquitecto valenciano Manuel Tolsá concluyera los trabajos del templo colonial más importante de América.

"Aunque diversas fuentes bibliográficas coinciden en ubicar la conclusión de la Catedral Metropolitana en junio de 1813, el encargado del ACCMM, Salvador Adán Hernández Pech, se dio a la tarea de revisar los materiales del acervo que se conservan a pesar del paso del tiempo, llegando a la conclusión de que no se puede determinar con exactitud el día y el mes, pero sí el año".

Los trabajos de construcción del templo se llevaron a cabo durante varios ciclos, aunque se considera al célebre arquitecto valenciano como el encargado de concluirlas con la colocación de la ornamentación más emblemática como la cúpula, la fachada principal y las torres de los campanarios, hacia 1813.

Los acontecimientos que derivaron en la consumación de la Independencia de México en 1821, los años previos fueron especialmente difíciles para dejar registro de una posible celebración por la conclusión de las obras en la Catedral. Situación similar se vivió en 1913, con la Revolución, por lo que tampoco existe rastro de haberse celebrado el centenario de dicho acontecimiento.

La investigación incluyó la revisión de material bibliográfico, las actas de Cabildo y algunos libros contables, como el de la serie ‘Clavería’, donde se asientan los pagos efectuados al arquitecto Tolsá entre 1813 y 1816.

Otra referencia que corrobora la terminación de las obras en aquel año son los recibos que datan del 10 de diciembre de 1812, y que comprueban la compra de las piedras sobre las que se esculpieron las figuras que representan la Fe, la Esperanza y la Caridad, y que coronan la construcción.

"El encargado del ACCMM se mostró optimista de que sean localizadas en un futuro otras fuentes documentales secundarias, como crónicas, notas periodísticas o panfletos, que confirmen el día y el mes exactos, aunque dejó en claro que no hay duda que en este 2013 la Catedral de México celebra 200 años de haber sido concluida".

BLANCA VALADES