4 de abril de 2013 / 12:41 p.m.

Ginebra • La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó que el virus H7N9, que solo afectaba a aves, “"mutó de una forma que hace más fácil que se infecten los humanos (…) Se ha detectado una alteración que permite que los mamíferos se contagien"”, señaló en rueda de prensa en Ginebra Gregory Hartl, portavoz del organismo

Hartl dejó claro que hasta la fecha “"no hay ninguna evidencia” de que haya habido contagio de persona a persona, por lo que la fuente de infección debe ser “"medioambiental"”.

De hecho, no se ha podido establecer ninguna relación epidemiológica entre los afectados, dado que no se ha determinado ningún vínculo entre ellos y provienen de una zona geográfica bastante ámplia.

Explicó que se sabe que dos de los casos estuvieron en contacto con aves y otros dos con cerdos, aunque ni confirmó ni descartó que los porcinos fueran la fuente de contagio.

El portavoz dijo que hasta los contagios humanos de esta semana, el H7N9, que toma ese nombre técnico como descripción de la estructura de las proteínas de su superficie, se había detectado exclusivamente en aves.

Hartl consideró de “"moderada a alta"” la posibilidad de que aparezcan más infectados, dado el ritmo en el que han ido apareciendo los casos desde que se lanzó la alarma el pasado domingo.

MÁS INFECTADOS

Ayer otra persona murió y otra fue confirmada como contagiada por la cepa H7N9 del virus de la gripe aviaria, con lo que se elevan a tres las víctimas mortales y a nueve los casos detectados en la ciudad china de Shanghái y las provincias de su alrededor.

Las autoridades chinas informaron ayer sobre la aparición de dos nuevos casos; uno de los contagiados murió en la provincia de Zhejiang.

Este se suma a los dos varones fallecidos en Shanghái y cuyos casos se dieron a conocer el pasado domingo y a otros cuatro reportados en la provincia de Jiangsu, además de otro en Anhui.

El gobierno de Shanghái ha puesto en marcha un plan de emergencia para localizar cualquier caso sospechoso del mal, según dio a conocer el diario oficial Shanghái Daily.

El plan de prevención involucra a todos los centros médicos, educativos y geriátricos de la metrópoli, la ciudad más poblada del país, con 24 millones de habitantes, y obliga a los responsables a que avisen de inmediato a las autoridades sanitarias en caso de detectar más de cinco casos de gripe en una misma semana.

“"La ciudad tomará medidas efectivas y contundentes para prevenir y controlar la enfermedad,hasta asegurarnos de que estamos protegidos con eficacia contra una (posible) epidemia"”, declaró el director de la Oficina de Sanidad de Shanghái, Xu Jianguang.

Shanghái ha prohibido la venta de aves acuáticas vivas en sus mercados, y lleva a cabo inspecciones en centros mayoristas de venta de carne y en restaurantes.

También recomienda a la población local asegurarse de que la carne que se consume está adecuadamente cocinada para eliminar la posible presencia de virus.

Los dos muertos que se han reportado a causa de este virus eran vecinos del distrito suburbano de Minhang, y los dos fueron tratados en el Hospital Popular número 5, pero no tenían ninguna otra conexión entre ellos, aseguró Xu.

“"Por ahora no sabemos si se trata de humanos contagiados con una gripe aviar o si el virus ha mutado en virus humano con la capacidad de contagiarse entre ellos"”, reconoció por su parte la directora del Centro de Prevención y Control de Epidemias de Shanghai, Wu Fan.

En los cuatro casos que se reportaron últimamente se informó que las víctimas se encuentran en estado crítico y bajo tratamiento de emergencia.

Los pacientes son tres mujeres, una de ellas de 45 años, en la capital provincial de Jiangsu, Nankín, otra de 48, en Suqian, y una tercera, de 32, en Wuxi, así como un hombre de 83, en Suzhou.

A ellas se suma el caso, del que ya se conocía, de otra mujer de 35 años, también en estado crítico, y a la que se había dado erróneamente por fallecida, en la ciudad de Chuzhou, cercana a Nankín, donde está ingresada la víctima.

Otra cepa del virus, la H5N1, ha causado más de 360 muertes confirmadas desde 2003.

MUEREN 9.4 MILLONES POR HIPERTENSIÓN

tLa hipertensión causa cada año la muerte de 9.4 millones de personas en el mundo y es responsable de 45 por ciento de los ataques de corazón y de 51% de los derrames cerebrales, alertó la Organización Mundial de la Salud.

Es por esta razón que la OMS ha elegido la hipertensión, o tensión arterial alta, como el tema del Día Mundial de la Salud 2013, que se celebra cada año el 7 de abril, en conmemoración del aniversario de la creación de la entidad en 1948.

Para concientizar de la importancia de este mal, la agencia sanitaria de Naciones Unidas recordó que las enfermedades cardiovasculares matan anualmente a 17 millones de personas; y de éstas, 9.4 millones de decesos están ligados directamente a problemas de hipertensión.

Según los últimos datos con los que cuenta la OMS, que datan de 2008, 40% de los adultos de más de 25 años en el mundo padecía hipertensión.

Es decir, uno de cada tres adultos, o mil millones de personas en 2008 sufrían de hipertensión, cuando en 1980 solo afectaba a 600 millones de personas mayores de 25 años.

Uno de los principales problemas con los que se enfrenta la lucha contra la hipertensión es el hecho de que afecta especialmente a los países de ingresos medios y bajos. De hecho, 80 por ciento de las muertes causadas por enfermedades cardiovasculares se dan en los países en desarrollo.

EFE