GUSTAVO MENDOZA
23 de agosto de 2013 / 12:13 p.m.

Monterrey • Vivimos en la época de la contradicción. Por un lado consumimos gasolina para asistir al cine pero estamos en contra del calentamiento global; tenemos libertades individuales pero nos sentimos solos si nadie nos habla en Facebook.

 

Más allá de vivir en una sociedad individualista, hedonista y consumista, los tiempos actuales son los de la contradicción. Gilles Lipovetsky, filósofo y sociólogo francés, en la charla que ofreció ante estudiantes, sostuvo que el corazón de la humanidad no ha sido endurecido a pesar del loco capitalismo que vivimos.

 

En esta ocasión la sede fue el Auditorio Luis Elizondo, donde el sociólogo estuvo acompañado en el escenario de Inés Sáenz, Giampiero Bucci y José Luis Solís, representantes del Tecnológico de Monterrey, de la UANL y de la Universidad de Monterrey, respectivamente.

 

Lipovetsky dialogó sobre temas como el diseño, la muestra del arte, la dependencia hacia el celular, ante estudiantes de las diversas universidades del estado.

 

Por espacio de casi dos horas, el autor de El imperio de lo efímero habló sobre que el mundo actual es transestético. pues la vida actual no sólo exige estética sino que se enfoca a las sensaciones, a las emociones y al placer.

 

Pero cuando se le preguntó cómo era que se le concebía como una persona optimista ante una actualidad llena de violencia, individualismo y consumismo, fue cuando el sociólogo expuso su análisis sobre la situación actual de la sociedad.

 

"Vivimos en una época de contradicciones", expuso.

 

No es que en la actualidad no haya moralidad, añade. Gilles está convencido que frases como "la gente de antes era más solidaria" no es precisamente cierto.

 

"El sistema actual no hace a la gente mala o le vuelve duro el corazón", apunta.

 

La percepción de negatividad de los tiempos actuales viene desde las reglas del sistema. Son ellas, basadas en la eficacia y en el mercado, las que hacen sombrío al panorama.

 

"El mayor problema es que en el mundo donde estamos, y esto es un gran problema, cada vez más tenemos el sentimiento que no tenemos mucho poder. Frente a las crisis financieras y al capitalismo mundial ¿cuál es nuestro poder’ soportamos las consecuencias y no es porque la gente sea mala, es por el sistema, por el capitalismo loco que no es artista para nada".

 

Poco después de la hora de diálogo la parte baja del auditorio se empezó a vaciar, pues la mayoría de los alumnos se empezaron a retirar del recinto.

 

Este día Gilles Lipovetsky sostendrá un diálogo con profesores del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, en una actividad que se transmitirá al resto de los campus del país.