30 de septiembre de 2014 / 02:32 p.m.

El Ludogorest vivirá en Sofía, a 335 kilómetros de su casa en Razgrad, un día histórico para el club búlgaro, que recibe cargado de ilusión en su primer partido de local en la Liga de Campeones al vigente campeón, un Real Madrid que busca su segunda goleada europea de la temporada.

La defensa del título la comenzó el Real Madrid con firmeza. La goleada al Basilea (5-1) despejaba dudas nacidas en Liga con dos derrotas -Real Sociedad y Atlético de Madrid- y devolvían la confianza a un equipo que desde entonces sólo sabe sumar triunfos y la mayoría con goleadas.

Buena parte de culpa tiene la recuperación total del portugués Cristiano Ronaldo, que desde que marcó en el primer partido de Liga de Campeones ha firmado un triplete ante el Deportivo de la Coruña, un 'poker' de goles frente al Elche y un nuevo tanto en El Madrigal contra el Villarreal.

Con sus 68 goles en la competición más prestigiosa del mundo a nivel de clubes, Cristiano está a tan solo tres de alcanzar a Raúl González. Lo intentará en Sofía, donde llega en su mejor momento físico en muchos meses, jugando ya sin las molestias en la rodilla que le condicionaron al final de la temporada pasada, en el Mundial y al inicio de la presente.

Estrenará nuevo uniforme el Real Madrid en la segunda jornada europea, de negro con el dragón diseñado por el prestigioso diseñador japonés Yohji Yamamoto. La lucirá un equipo con pocos cambios. Carlo Ancelotti sorprendería de nuevo si apuesta por el costarricense Keylor Navas en portería en lugar de por Iker Casillas.

Ahora se medirá a un equipo modesto, como es el Ludogorets, clasificado por primera vez para la fase final de la Liga de Campeones que saldrá ante el vigente campeón de Europa sin grandes ilusiones de ganar pero con promesas de dar todo de lo que es capaz en el partido de más prestigio, ante el conjunto más laureado de la competición, para su estreno como local.

Su técnico, Georgui Dermendzhiev, asegura que saldrá sin miedo a la derrota y con la intención de ser valiente para conquistar el prestigio que da la cita al Ludogorest. Le concede más importancia que al resultado. Destaca dos figuras, su portero, el internacional búlgaro Vladislav Stoyanov que asegura tiene "clase europea", y al defensa rumano Cosmin Iosif Moti, que tendrá la difícil tarea de intentar frenar a Cristiano Ronaldo.

Otra figura destacada del club verdiblanco es el delantero esloveno Roman Bezjak, el tercer mejor goleador de la pasada Liga Europa y por el que se interesó el Manchester United. El acento español lo pondrá el lateral derecho Dani Abalo, antiguo jugador del Celta de Vigo, que disfruta de una buena aventura en su carrera y de jugar la Liga de Campeones.El Ludogorets es un equipo radicado en la ciudad de Razgrad, unos 335 kilómetros al este de Sofía, pero juega sus partidos de 'Champions' en la capital búlgara, donde se encuentra el estadio más grande del país balcánico. Sin puntos todavía en su primera experiencia en Liga de Campeones, el equipo búlgaro rozó la proeza en su estreno en Anfield, donde hizo sufrir hasta el último instante al Liverpool.

Alineaciones probables:

Ludogoret: Stoyanov; Alexandrov, Moti, Minev, Caicara o Paula Junior; Abalo, Dyakov, Espinho, Marcelinho; Misidjan y Bezyak.

Real Madrid: Casillas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Kroos, Modric, Isco o James; Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema.

Árbitro: Craig Thomson (ESC).

Estadio: Nacional "Vasil Levski" de Sofía.

AGENCIAS