16 de octubre de 2014 / 10:56 p.m.

Los Cardenales de St. Louis requieren que su carta fuerte, su pitcher Adam Wainwright juegue como lo hizo durante la temporada regular cuando enfrente a los Gigantes de San Francisco que tendrán a su lanzador Madison Bumgarner.

Wainwright viene de una campaña sensacional donde registró una efectividad de 2.38, que es lo más bajo de su carrera, y en su carrera en octubre tiene un porcentaje de carreras limpias de 2.53. Pero en esta postemporada la historia ha sido diferente para Wainwright donde en sus dos salidas ante los Dodgers de Los Ángeles y los Gigantes ha sido una decepción.

Contra los Dodgers en la Serie Divisional permitió 11 hits y seis carreras limpias en 4.1 entradas en el Juego 1. Mientras que contra San Francisco también batalló en el Juego 1 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional donde se le cargaron en su contra, tres carreras (dos de ellas limpias), seis hits y tres bases por bolas en 4.2 innings trabajadas. Todo esto para tener una efectividad de 8.00 en estos playoffs.

Si St. Louis tiene alguna esperanza de recuperarse de la desventaja que tienen en la serie de 3-1, Wainwright tiene que ser la figura importante en el Juego 5. Él piensa que sus problemas han sido por fallas en su mecánica y él cree que ya han sido corregidos con una simple estancia en el bullpen.

Para los Gigantes de San Francisco, quien mejor tener en el montículo para dar el nocaut final a los Cardenales de St. Louis que Madison Bumgarner que ha sido el mejor en los playoffs 2014.

En lo que va de la postemporada Bumgarner ha estado prácticamente intocable al tener un porcentaje de carreras increíblemente baja de 0.76 en 23.2 entradas. 

Los propios Cardenales no pudieron contra él en el Juego 1 cuando lanzó 7.2 entradas sin permitir carreras. Para los Gigantes es el escenario perfecto: tener a Bumgarner para llegar a la Serie Mundial.

JOSÉ MANUEL VILLALVA