15 de abril de 2014 / 12:32 a.m.

El jugador de Oklahoma City, Russell Westbrook, estaba muy metido en el partido de su equipo frente a los Pacers de Indiana que pese a un enceste realizado por un rival cuando el partido estaba detenido tapo el disparo pero su mano se enredo con la red de la canasta por lo cual perdió el equilibrio y cayó de bruces ante la incredulidad de un estadio lleno; afortunadamente para él los Thunder se quedaron con el triunfo.

 

Mira aquí el vídeo:

REDACCIÓN