7 de abril de 2014 / 06:12 p.m.

El centrocampista azulgrana Xavi Hernández considera que el partido del próximo miércoles en el Calderón ante el Atlético de Madrid es "más trascendente" que el liguero jugado en el Bernabeu, porque es "más decisivo", ya que se trata de "una final", de "un partido a cara o cruz".

A dos días del partido ante los colchoneros, Xavi Hernández ha insistido en la dificultad del rival. "Es un equipo muy poderoso, sobre todo defensivamente, y nos cuesta mucho hacerle ocasiones", ha dicho el centrocampista del Barça.

Por eso admite que el equipo azulgrana se encuentra ante "la semana más trascendente" de la temporada. "Perfectamente puedes seguir en semifinales, pero también puedes quedar eliminado. Después tenemos el partido en Granada, un partido difícil porque ellos se juegan mucho. Cada partido va a ser muy complicado. Son diez días importantes de cara a los títulos", ha insistido.

Frente al Atlético, Xavi pide un cambio de escenario y éste podría darse si el Barça se adelanta en el marcador, algo que no ha conseguido en ninguno de los cuatro enfrentamientos previos ante el equipo de Simeone.

"Nos cuesta jugar contra ellos. Si nos adelantamos en el marcador, a ver qué hacen, a ver si abren espacios. La clave puede ser ponernos por delante en el marcador", ha dicho.

El Barça viajará con la idea de ganar el partido. "Vamos con toda la ilusión y las ganas del mundo. Somos un equipo para ir al ataque y hacer goles, pero nos la jugamos con un equipo construido al revés. Será un partido muy similar a los cuatro anteriores", augura.

Jugar con mejor circulación de balón, abriendo el campo y siendo protagonistas. Así considera Xavi que el Barça tiene que afrontar el partido, un encuentro al que los azulgrana llegan bien físicamente, gracias a las rotaciones impuestas por el 'Tata' Martino, según opina el centrocampista.

La posible baja de Diego Costa puede ser determinante para el Atlético. "Es una pieza fundamental para ellos. Les da mucha salida de balón, aguanta muy bien a los centrales, es rápido y esta muy bien físicamente. A ver cómo llega, pero si no juega, para ellos sería una baja vital", insiste Xavi.

Ha querido aparcar la polémica sobre la supuesta agresión de Sergio Busquets a Pepe y ha recalcado que incluso "algunos jugadores de la selección" están siendo "muy injustos" con Busquets.

"Se habla demasiado de ese lance. Sergio en ningún momento pisa a Pepe. No hay que defender a Busquets, se defiende solo con las imágenes. Se esta siendo muy injusto con él", ha dicho.

En la ascendencia en el juego, Xavi considera que Busquets es "un futbolista extraordinario, muy valorado en el equipo" y que ya tiene el reconocimiento del mundo del fútbol. "A veces no se valora tanto, pero es fundamental para el equipo", ha insistido.

AGENCIAS