3 de junio de 2013 / 03:20 p.m.

 

Las novedades farmacológicas, científicas y terapéuticas, para atender los diferentes tipos de cáncer, resultan para México una promesa que no puede llegar a los sectores más vulnerables debido a la falta de recursos económicos de las instituciones de salud, carencia de médicos, hay 350 certificados, y de equipo e infraestructura, reconocieron especialistas mexicanos.

En la reunión anual de la ASCO (American Society of Clinical Oncology), Yolanda Bautista, del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre del ISSSTE, Fernando Aldaco Servide, y del Instituto Nacional de Cancerología, Juan Zínser, del Instituto Nacional de Cancerología refirieron que los altos precios en que se cotizan las nuevas terapias y el bajo presupuesto para atender el problema, limitan su acceso.

Las terapias individualizadas contra el cáncer, basadas en estudios genómicos, en análisis de mutaciones, son “anuncios” muy importantes para la comunidad científica, pero tampoco son “terapias mágicas” por lo que es fundamental que México diseñe estrategias, integre el conocimiento con lo que ya existe, porque adquirir las novedades resulta incosteable para el sector salud..

Uno de los anuncios más importantes dentro de esta cumbre que reúne a 23 médicos y científicos, así como a más de 6 mil expositores de todo el mundo, es que ya es posible, con gran éxito, identificar las células que provocan el cáncer, poder aislarlo o encapsularlo, disminuir su tamaño y reducir su capacidad de diseminación metastásica hacia otros órganos.

Los oncólogos del Hospital de Oncología del Siglo XXI de IMSS, Yolanda Bautista, del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre del ISSSTE, Fernando Aldaco Servide, y del Instituto Nacional de Cancerología, Juan Zínser reconocieron que aunque las nuevas terapias elevan la calidad de vida de los enfermos, muchas se encuentran fuera del presupuesto de México y sus costos son difíciles de cubrir.

La especialista del IMSS, Yolanda Bautista, insistió en que dentro de esta reunión lo más novedoso en tratamientos de última generación, que le están quitando espacio a las quimioterapias que dan supervivencia de más de un año a un enfermo, medicamentos que ya se utilizan en México, incluso en el sector salud, pero que aún son muy limitados.

""Los tratamientos pretenden que el cáncer se convierte en una enfermedad crónica, para mejorar la calidad de vida, es el impacto que se espera a futuro, llevado por medicamentos blancos, dejando atrás terapias generalizadas como la que se utilizaba para quimioterapia, la cual se irá limitando a un grupo pequeño de pacientes y bajo algún tipo de escenario tendrá todavía valor"".

Juan Zínser sostuvo que aunque en esta reunión se presentará lo más novedoso, no son tratamientos mágicos, además de que son inacesiblles por sus altos costos, México aún puede seguir tratando el cáncer con medicamentos efectivos que tienen muchos años en el mercado y a precios más bajos.

""Si es cierto que hay nuevos tratamientos, uno de los inconvenientes son los costos, porque son inaccesibles para la población, pero esa es una parte, la otra es cómo utilizar lo que ya se tiene, lo que ya se conoce, que no representa tan altos costos y cómo integrarlos"".

De ahí la importancia de la reunión de ASCO, porque es ""fundamental para el establecimiento de estándares en la oncología, no sólo por los nuevas drogas producto y descubrimientos sino cómo integrar todo lo que ya existe y ha dado buenos resultados"".

El oncólogo del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, del ISSSTE, Fernando Aldaco, también sostuvo que faltan recursos económicos y humanos, así como de equipo e infraestructura, para que México pueda depender de las tarapias personalizadas, lo que aleja a nuestro país para lograr ese objetivo.

Aunado a ello, resaltó el problema del déficit de oncólogos en el país, donde existe 350, que junto con los especialistas en atención del cáncer llegan a 100 mil, para dar atención a los 125 mil casos que anualmente se detectan con cáncer, que por falta de prevención desde la atención del médico familiar, la mayoría de los casos son atendidos en etapas avanzadas.

Sin embargo, los tres especialistas reconocieron la importancia de impulsar la terapia individualizada en los casos de cáncer, pues de esta forma los tratamientos no se darían a ciegas y en forma indiscriminada, logrando una mayor respuesta de éxito en los pacientes.

— BLANCA VALADEZ