12 de diciembre de 2014 / 06:21 a.m.

Después del triunfo de Tigres ante el América, Damián Álvarez se mostró contento, pero dijo que no deben bajar los brazos ya que falta el partido más importante, el del domingo en el Estadio Azteca.

“Fue un triunfo merecido, con mucho esfuerzo. Obviamente con más futbol hicimos un partido sumamente inteligente contra un rival que lo conocemos perfectamente. Siempre dijimos que era importante ganar el primer partido y lo conseguimos.

“Merecidamente el equipo llegó a la final; estoy muy orgulloso del plantel y del trabajo porque nos ha costado llegar hasta estas instancias”, destacó el capitán felino.

El Enano dejó en claro que el vestidor esta unido y desean levantar la copa en el Azteca. Además, no olvidó que esta Liguilla se la están dedicando al brasileño Juninho.

“Tigres se ha caracterizado por la unión de todos, desde los utileros, jugadores, cuerpo técnico, directiva. Todos estamos incluidos en esto, todos ganamos, todos perdemos.

“Es el deseo y la confianza de toda una institución para que podamos coronarnos, pero también a Junior. Él está siempre con nosotros, así que vamos por todo el domingo”, comentó.

Por su parte, Iván Estrada aseguró que los universitarios supieron contrarrestar el ataque águila por la unión que tiene el equipo.

“Contragolpearon muy bien y tienen buenos jugadores en lo individual, entonces tenemos que estar atentos. Nos ordenamos muy bien, aunque por momentos nos superaron, pero siempre hubo la ayuda de un compañero para respaldar el error de otro”, comentó el 'Guty'.

MAYELA SANTOYO