25 de marzo de 2014 / 09:58 p.m.

El holandés Arjen Robben dio a entender hoy que la ducha de cerveza para su entrenador, el español Pep Guardiola, por la obtención del título de la Liga alemana ha sido sólo aplazada y que vendrá en un futuro próximo.

"La ducha de cerveza llegará", dijo Robben tras el triunfo a domicilio ante el Hertha (1-3) al ser interrogado acerca de si se había prescindido de ese ritual por solicitud de Guardiola.

El Bayern tienen planificado festejar esta noche el título en algún lugar de Berlín, aunque tanto Robben como Bastian Schweinsteiger aseguraron no saber exactamente lo que se traen entre manos los responsables.

AGENCIAS