RAFAEL RIVERA
14 de enero de 2015 / 12:40 a.m.

 

Desde los inicios de su carrera, el delantero sueco Zlatan Ibrahimovic ha ganado fama por su amplia gama de técnicas para anotar, siendo las semifinales de la Copa de la Liga francesa una oportunidad más para demostrar su talento.

En el duelo entre el PSG y el Saint Etienne, "Ibracadabra" marcó el único tanto del encuentro de una manera muy particular.

La estrella del cuadro de la "Ciudad Luz" sorprendió a los aficionados al marcar con el pecho.

Este tanto permitió el avance de su equipo a las semifinales, en busca de revalidar su corona en este torneo.