RODOLFO MONTES
16 de julio de 2013 / 07:52 p.m.

Ciudad de México • Tanto el Jefe de Gobierno del Distrito Federal como los gobernadores del Estado de México, Morelos, Puebla y de Hidalgo, recibieron cartas de diversos grupos civiles en las que se les hace un llamado para impedir la muerte prematura de 7 personas al día como consecuencia de los niveles de ozono y partículas que se expanden en la zona metropolitana del valle de México.

Además de enviar esas cartas a los referidos mandatarios, los integrantes de esas agrupaciones se caracterizaron como "muertos vivientes" en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Los jóvenes, entre ellos varios menores de edad simularon padecer problemas de salud tales como cáncer de pulmón, infarto al miocardio, neumonía y otras enfermedades respiratorias como consecuencia de la mala calidad del aire.

Por ello exhortaron a los gobernantes a emprender políticas públicas que reduzcan el uso de vehículos automotores y realizar una eficaz inspección en las zonas industriales. Las organizaciones sociales participantes fueron Red de Ciclismo Urbano, El Poder del Consumidor, la Red por los Derechos de la Infancia en México y Fundación Tláloc. 

 (Foto: @BiciredMx)