mmdeportes
25 de marzo de 2015 / 11:02 p.m.

ESTE ES EL COMUNICADO OFICIAL:

La lucha libre mexicana está de luto por el fallecimiento de uno de sus talentos estrella. Aproximadamente a la 1:00 a.m. del sábado 21 de marzo, la empresa fue notificada de que Pedro Aguayo Ramírez, mejor conocido como El Hijo del Perro Aguayo, falleció en la ciudad de Tijuana, Baja California, a los 35 años de edad, después de tener un incidente dentro de un evento organizado por la empresa The Crash, función independiente que conformaba parte de su calendario de actividades como luchador profesional.

Pedro Aguayo Ramírez nació el 23 de julio de 1979, siendo vástago del miembro del Salón de la Fama AAA, El Perro Aguayo. Su debut dentro de los encordados de AAA sucedió el 18 de junio de 1995 a la edad de 15 años en el Auditorio Río Nilo.

Posteriormente tuvo una primera etapa de éxito en la Caravana Estelar AAA, en dónde conquistó diversos palmarés, como la máscara de El Picudo en 1995, además de las cabelleras de El Cobarde, Texano Sr., The Panther y El Dandy. También se hizo de varios campeonatos, como el Nacional de Parejas junto a su señor padre, el Campeonato Nacional Atómico y el Campeonato Nacional Semicompleto.

En 2006 funda Los Perros del Mal junto con Héctor Garza (QEPD), Halloween, Damian 666, siendo la facción, un parte aguas dentro de la historia de la lucha libre, gracias a su estilo desenfadado y espectacular, convirtiéndose en uno de los grupos favoritos de la afición a la lucha libre. En dicho trayecto, ganó las cabelleras de Negro Casas, Héctor Garza, Cien Caras, Máscara Año 2000 y Universo 2000, además del Campeonato Mundial de Tríos del CMLL.

El Hijo del Perro Aguayo regresa a AAA en Triplemanía XVII, formando parte de La Sociedad; en esta segunda etapa en la Caravana Estelar, conquista por primera vez la espada de Rey de Reyes en 2012, la cabellera de Cibernético en Triplemanía XXI y la Copa Triplemanía XXII, en agosto pasado.

Lucha Libre AAA siente mucho la pérdida de uno de sus talentos estrella, rogando por el descanso eterno de Pedro Aguayo Ramírez, además de la pronta resignación de sus deudos. Agradecemos a los medios de comunicación su apoyo, comprensión, respeto y discreción ante tan difícil momento.

Descanse en paz El Hijo del Perro Aguayo.