CON INFORMACIÓN DE BOX AL DÍA
26 de marzo de 2015 / 05:44 a.m.

El doctor e integrante de la Comisión de Lucha Libre del Distrito Federal, Gustavo Zavaleta, habló de la muerte de Perro Aguayo Jr., donde explicó que la autopsia oficial por parte del Servicio Médico Forense de Tijuana fue que el gladiador falleció de "una fractura cervical", todo debido "a un accidente totalmente deportivo".

Se le cuestionó al médico si el réferi, como máxima autoridad en detener o seguir un combate, tuvo su responsabilidad, algo que deslindó; sin embargo, recalcó que de ahora en adelante, los encargados de impartir justicia tendrán que estar mucho más atentos a lo que sucede en el ring.

"Hay veces que vemos dentro de la lucha, dentro del espectáculo vemos que está muy mal y no es cierto, se recupera y sigue luchando. Hay veces que el réferi estando volteado viendo otras acciones, no ve que hay algún luchador lesionado y se da cuenta tiempo después. Ojalá que de ahora en adelante, el réferi, de las muchas cosas que hace arriba del ring, se dedique exclusivamente a cuidar el estado de salud de los luchadores", comentó.

La Comisión de Lucha Libre del Distrito Federal fue informada por parte de sus colegas de la Comisión de Tijuana, que antes del accidente del Hijo del Perro Aguayo, el médico de ring se encontraba en vestidores atendiendo a tres luchadores durante la función que se efectuó en Tijuana por lo que no hubo negligencia médica como se ha estado especulando.

"Eso fue lo que se nos informó, que el doctor estaba ocupado. El licenciado Pelayo (presidente de la Comisión de Box, Lucha Libre y Artes Marciales Mixtas de Tijuana) envió un documento donde detalla que si hubo atención médica y le creemos, de Comisión a Comisión".

Por todo lo anterior, y por el documento oficial de parte del Servicio Médico Forense de Tijuana, dando como resultado la muerte del luchador por fractura de cervicales, el doctor Gustavo Zavaleta fue contundente al decir que "fue un accidente deportivo" y que el luchador Rey Misterio "tiene nuestro apoyo total. No se debe ni se tiene que sentir responsable de esta desgracia".