CORTESÍA DE ÉRIKA MONTOYA | @LAAFICION
15 de septiembre de 2017 / 03:38 p.m.

Canelo Álvarez y Gennady Golovkin superaron la ceremonia del pesaje y se declararon listos para subir al ring este sábado y disputar una de las peleas más esperadas del año.

El primero en subir a la báscula fue el campeón Gennady Golovkin,
dueño de los títulos de la Asociación Mundial de Boxeo, Consejo
Mundial de Boxeo y Federación Internacional de Boxeo y marcó 160
libras.

Entre gritos de júbilo, Canelo fue el último en subir a la báscula y
cumplió con el trámite del peso al detener la báscula en 160.

“Cuando yo nací ya se había repartido el miedo… no le tengo miedo a nadie”, dijo Canelo Álvarez.

En la pelea preestelar de la noche, Josheph Díaz marcó 126 libras,
mientras que Rafael Rivera, quien fue conseguido como reemplazo del Pilón Lara, marcó 435 kilogramos arriba del límite. Ambos disputarán eliminatoria mundialista en peso pluma y a pesar del fallo, Jo Jo Díaz aseguró que confía en su rival para dar una gran pelea.

Diego de la Hoya tampoco tuvo problema y pesó 122 libras; en esta
ocasión enfrentará al ex campeón mundial Randy Caballero (121 libras) por títulos de Norteamérica avalados por el CMB y OMB.

El Matador estaba tan bajo de peso, que apenas bajó de la báscula le dio una mordida a una dona, provocando la risa de los asistentes.

El mexicano Francisco Rojo también presentó problema con la báscula y excedió por media libra el límite. A pesar del tropezón, aseguró que marcaría el límite y dará la pelea de su vida. Enfrentará al prospecto Ryan Martin, quien por su parte marcó 135 cerradas.

La bronce olímpica Marlen Esparza no marcó peso, sobrepasando el
límite por libra y media y tuvo que rebajar el excedente mientras que su rival Aracely Palacios se reportó lista y en 110 libras.


AG