RAFAEL RIVERA - @RAFADATOS
29 de diciembre de 2015 / 04:42 p.m.

Durante la última función de RAW en el 2015, el luchador Dean Ambrose paralizó a los fanáticos de la WWE, al convulsionar tras un severo castigo de Kevin Owens.

Tras obtener la victoria ante la League of Nations al lado de The Usos, el campeón Intercontinental fue atacado por Kevin Owens, quien azotó al ‘Lunatic Fringe’ en la mesa de comentaristas.

Producto de este golpe, el gladiador comenzó a convulsionar, desatando furor en redes sociales y el temor de los fans.

El luchador de la WWE terminó convulsionando ante los espectadores, tras enfrentar a Kevin Owens.