ROBERTO FIGUEROA / ALDO FARÍAS
25 de marzo de 2015 / 11:11 p.m.

Fueron minutos, unos cuantos instantes los que marcaron el destino del Perro Aguayo Jr. De acuerdo a un testigo que presenció todo desde la primera fila, la pelea debió haberse detenido desde el momento en el que el luchador no podía levantarse.

Daniel Marroquín, conocido aficionado al ‘pancracio’, relató para MMDeportes todo lo que sucedió en la pelea que terminó con la muerte del conocido gladiador. Incluso, recalcó que sí hubo negligencia médica por el tiempo que transcurrió antes que brindaran apoyo médico al peleador.

"Rey Misterio golpea al Perrito en el hombro, una patada fuerte. El Perro cae y alcanza a pegar con la ceja del ring. Por la inercia del golpe se vuelve a levantar y lo vuelven a golpear del mismo lado, cae sobre las cuerdas y él se prepara para hacer el '619', lo hace mal en las cuerdas, del lado del Perro, pero cuando se lo quiere aplicar y al Perro le pasa por encima, no lo toca. Yo lo vi muy débil, no se movía. Yo lo vi ahí en las cuerdas, se sorprendieron todos.

"En eso se le quedan viendo, lo tocan y el cuello del perro se pasa a golpear con la primera cuerda y ahí lo dejan. Realmente debieron haber parado la lucha, estaba muy débil el Perrito. Yo lo tenía de frente, primero estaba como desmayado, no sé cómo sean esos pasos, pero como que se desmaya, se le empiezan a saltar mucho los ojos como si se estuviera ahogando y deja de respirar en menos de 3 minutos, no se le atendió, llegó Konnan. Las asistencias estuvieron pésimas, no hubo camilla, se lo llevaron en una tabla. Aparte del golpe, veo negligencia médica, no lo atendieron como debía. No murió en el instante, alcancé a ver todos los pasos. Se pudo hacer algo más", relató Marroquín.
Los medios hablaron que la patada fue la razón de la muerte…

"No creo que sea la patada porque van al hombro, pero hubo un golpe después cuando cae. Antes que se vuelva a levantar al ring, se levantó con la inercia, pero ahí Misterio. Ahí el Perro estaba inconsciente, se le pudo haber atendido porque, por varios momentos, él inclusive, en sus últimos momentos, él intentó llevarse las manos al cuello, se le notaban los ojos perdidos, tratando de luchar".