diego moreno
5 de julio de 2015 / 05:35 p.m.

La WWE tiene una nueva demanda, ahora la madre del ex luchador, Doink the Clown, confesó que la compañía es la culpable de no atender los problemas médicos de su hijo, debido a que no lo trataron y dio como resultado su muerte.

El fallecido sufría golpes en la cabeza que no fueron tratados apropiadamente, ya que WWE decidió ignorar el problema, informó el portal de noticias TMZ.

El verdadero nombre del ex luchador era Matthew Osborne, murió de una sobredosis en el 2003, según su madre, su adicción a las drogas se debió a que su hijo consumía narcóticos para aliviar los intensos dolores de cabeza que tenía como consecuencia de sus años trabajando en el wrestling, mencionó su madre. También destacó que la compañía sabía sobre este problema físico de su hijo, pero lo ignoraron.