JOSE ELGUETA | @jmelgueta
9 de abril de 2017 / 09:18 p.m.

No cabía ni un alma, las emociones se encontraban en su máximo esplendor y como no, sí todos los fanáticos del Pancrasio estaban ansiosos de ver a uno de los máximos iconos de su deporte favorito el Rey Mysterio.

El epicentro de la Lucha Libre, la Arena Coliseo, los recibió y con un 100% de su capacidad disfrutaron del mejor cartel del año, con el evento de Llaves y Candados de Coliseomania V.

Todos corearon el 619 del Rey Mysterio, que estuvo acompañado de dos participantes de la Rebelión, Garza Jr y Penta 0M. El combate estuvo duro pues se vieron las caras ante la rudeza extrema de la familia de Tijuana.

Que conformaron el trío entre Damian 666, Bestia 666 y Nicho Millonario. Los tres especialistas en fechorías y en el maltrato de rivales.

A sólo un descalabro se realizó el combate extremo, en el inicio de la batalla la familia de Tijuana demostraron su rudeza y con fechorías y disturbios comandaron la lucha.

Sin embargo los técnicos se volvieron rudos y con sillas, tapas de hielera y basureros sometieron durante largos minutos a los de Tijuana. Rey Mysterio realizó su clásico 619 para que luego junto a 0M desde las alturas volarán para derribar a sus rivales y conseguir el conteo y triunfo.

No sólo la lucha estelar se llevó todos los focos, sino que el combate semifinal fue igual de increíble, contó con la participación de Último Ninja y Samy Guevara enfrentaron a una dupla de la Rebelión, por un lado Daga y su compañero fue uno de los más coreados, Rey Fénix.

El combate se pactó a tan sólo una caída en un combate espectacular en el que se aplaudió a todos los especialistas sobre el cuadrilátero.
Los cuatro gladiadores brillaron desde las alturas, con combinaciones de poder y técnica.

Samy Guevara mostró su talento y se opuso firme junto a Último Ninja a los dos peleadores de la Rebelion. Sin embargo, cuando los cuatros especialistas estaban en su mejor momento Rey Fénix, con un rebote en la tercera tumbó a Samy y pudo triunfar junto a su compañero Daga que mostró su rudeza en todo momento.